Cómo comprar productos saludables para la piel

Cómo entender la etiqueta

A veces puede resultar complicado entender qué estamos poniendo sobre nuestra piel, cabello o dientes. Sobre todo porque, más allá de necesitar unas mínimas nociones de química, hemos de desentrañar las ingeniosas denominaciones bajo las cuales algunos fabricantes ocultan las sustancias más “sospechosas”. De ahí que a principios de la década de 1980 la Food and Drug Administration (FDA) estadounidense estableciera las reglas según las cuales han de figurar los ingredientes en las etiquetas de los cosméticos. Esa regla se llama INCI -siglas en inglés de International Nomenclature of Cosmetic Ingredience (Nomenclatura Internacional de Ingredientes en la Cosmética)- y establece que los nombres de las sustancias aparecerán en su forma latina y enumerados según su cantidad en orden descendente. Es decir, que la sustancia más cuantiosa se nombra en primer lugar y la menos cuantiosa en el último. Esta declaración de ingredientes debe ser completa y exhaustiva de tal forma que en ella estén incluidos todos, desde los emulgentes a los conservantes. Se pretendía con ello que el consumidor tuviera así una mínima orientación ya que cuantas más sustancias naturales están enumeradas en los primeros lugares más natural será el producto.

  • Para valorar la calidad de un producto cosmético es necesario leer la etiqueta y asegurarse de que se ha empleado la nomenclatura INCI. Es lo único que le dará información fiable.
  • Hecho esto sepa que un buen producto cosmético no necesita más de 30 ingredientes y, por tanto, se recomienda evitar aquellos que tengan una lista interminable, incluso compuesta a veces por más de 50 sustancias como ocurre con algunas cremas hidratantes. Sólo si en los primeros lugares del listado aparecen sustancias naturales podremos disculpar la presencia de sustancias químicas. Algunas de éstas –básicamente gelificantes o emulgentes- son necesarias para poder mezclar sustancias naturales que no podrían fundirse sin ayuda artificial.
  • Descarte también los productos que prometan las propiedades de “esencias” como la manzana, el melón, la sandía, la fresa, la pera, etc. Estas frutas no contienen aceites y, por tanto, no es posible extraer de ellas aceites esenciales naturales. El aroma de dichos productos no será natural.
  • Desconfíe de los productos que digan contener algo así como “extractos naturales reconstituidos” pues se trata de simples copias del olor o de las propiedades de una planta.
  • Por último, entienda que es lógico que los productos naturales sean considerablemente más caros que los químicos ya que éstos no dependen de factores tan variables como los cultivos, las temperaturas, las sequías, las plagas, etc.

 [vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

 

insolación

Quemadura solar

Es el enrojecimiento de la piel que ocurre después de exponerse al sol o a otro tipo de luz ultravioleta.

Consideraciones

Es posible que los primeros signos de una quemadura solar no aparezcan durante unas cuantas horas. El efecto total para la piel puede tardar en aparecer 24 horas o más tiempo. Los posibles síntomas abarcan:

  • Piel roja y sensible que es caliente al tacto.
  • Ampollas que aparecen de horas a días después.
  • Reacciones graves (algunas veces llamadas alergia solar, incluso fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea).
  • Peladura de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar.

Aunque los síntomas de la quemadura solar normalmente son temporales, el daño cutáneo con frecuencia es permanente y puede tener efectos serios a largo plazo, que incluyen cáncer de piel. Cuando la piel empieza a ponerse dolorosa y roja, el daño está hecho. El dolor es peor entre las 6 y 48 horas después de la exposición al sol.

Causas

La quemadura solar se presenta cuando el grado de exposición al sol o a una fuente de luz ultravioleta excede la capacidad del pigmento protector del cuerpo, melanina, para proteger la piel. Una quemadura solar en una persona con piel muy clara puede ocurrir en menos de 15 minutos de exposición al sol del mediodía, en tanto que una persona con piel oscura puede tolerar la misma exposición por horas.

Tenga en cuenta que:

  • No hay tal cosa del «bronceado saludable». La exposición al sol sin protección causa el envejecimiento prematuro de la piel.
  • La exposición al sol puede causar quemaduras de primero y segundo grados.
  • El cáncer de piel por lo regular aparece en la adultez, pero es causado por la exposición al sol y quemaduras solares que empezaron temprano en la niñez. Usted puede ayudar a prevenir el cáncer de piel protegiendo su piel y la de sus hijos de los dañinos rayos solares.

Factores que hacen más probable la quemadura solar:

  • Los bebés y niños son especialmente sensibles a los efectos quemantes del sol.
  • Las personas de piel clara tienen mayor probabilidad de sufrir una quemadura solar. Pero incluso la piel oscura y negra se puede quemar y debe protegerse.
  • Los rayos del sol son más fuertes durante las horas de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. Los rayos del sol también son más fuertes en las grandes altitudes y latitudes bajas (más cerca de los trópicos). El reflejo del agua, la arena o la nieve puede intensificar los ardientes rayos solares.
  • Las lámparas de sol pueden causar una quemadura solar grave.
  • Algunos medicamentos (tales como el antibiótico doxiciclina) puede hacer que usted sea más susceptible a las quemaduras solares.Algunas afecciones, como el lupus, pueden hacerlo más sensible al sol. 

Cuidados en el hogar

Es mejor prevenir las quemaduras que tratarlas. Hay disponibilidad de protectores solares efectivos con una amplia variedad de intensidades. La mayoría de los médicos recomiendan un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) de al menos 30.

Los protectores solares se deben aplicar de manera generosa. En caso de exposición al sol durante un período de tiempo prolongado durante el día, se recomienda el uso de sombrero u otra prenda protectora. La ropa clara refleja el sol de una manera más efectiva.

Si usted en realidad sufre una quemadura solar:

  • Pruebe tomando una ducha fría o un baño o colocando pedazos de tela fríos y húmedos sobre la quemadura.
  • No utilice productos que contengan benzocaína o lidocaína. Éstos pueden causar alergias en algunas personas y empeorar la quemadura.
  • Si se presentan ampollas, los vendajes secos pueden ayudar a prevenir la infección.
  • Si la piel no presenta ampollas, se puede aplicar una crema humectante para aliviar la molestia. No use mantequilla, vaselina (Vaseline) ni otros productos a base de aceite. Pueden bloquear los poros y de esta manera el calor y el sudor no pueden escapar, lo cual puede provocar una infección.
  • Los medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno o paracetamol, ayudan a aliviar el dolor causado por la quemadura. NO le dé ácido acetilsalicílico (aspirin) a los niños.
  • Las cremas de cortisona pueden ayudar a reducir la inflamación.
  • Se debe usar ropa holgada y de algodón.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico de inmediato si presenta fiebre con la quemadura de sol. Igualmente llame si hay signos deshock, insolación, deshidratación u otras reacciones serias. Estos signos abarcan:

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico llevará a cabo un examen físico y examinará la piel. A usted se le pueden hacer preguntas acerca de la historia clínica y los síntomas actuales, como:

  • ¿Cuándo ocurrió la quemadura solar?
  • ¿Qué tan a menudo presenta quemaduras solares?
  • ¿Tiene ampollas?
  • ¿Qué proporción del cuerpo resultó con quemaduras de sol?
  • ¿Qué medicamentos toma?
  • ¿Usa bloqueador o protector solar? ¿De qué tipo? ¿Qué tan alto?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

Prevención

Es mejor prevenir una quemadura solar que tratarla. Las formas de prevenirla abarcan:

  • Use un protector solar de amplio espectro con factor de protección solar (FPS) de 30 o más. Este tipo de filtro solar protege tanto de los rayos UVA como de los rayos UVB. 
  • Aplique una cantidad generosa de protector solar hasta cubrir completamente la piel expuesta. Vuelva a aplicar el protector cada dos horas o con la frecuencia que diga en la etiqueta. 
  • Aplique protector después de nadar o sudar e incluso cuando está nublado. 
  • Use un bálsamo para los labios con protector solar. 
  • Use un sombrero y otras prendas protectoras. La ropa de color claro refleja el sol con más efectividad. 
  • Permanezca lejos del sol durante las horas cuando los rayos son más fuertes entre las 10 a.m y las 4 p.m.
  • Use gafas de sol con protección contra la luz ultravioleta.

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003227.htm

 [vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

 

Tomar-el-sol

Vitamina D y sol ¿Qué hacer?

La vitamina D desempeña un papel crucial en la formación y mantenimiento de huesos fuertes y sanos. Varios informes han demostrado que los bajos niveles sanguíneos de vitamina D (medido como 25 (OH) D) están asociados con ciertos tipos de cáncer, enfermedades neurológicas, enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos y la muerte por todas las causas.

Hay tres fuentes de vitamina D: 
1. La síntesis por la piel tras la exposición a la luz solar.

2. Ciertos alimentos (a menudo a través de la fortificación con vitamina D).

  • Aceite de hígado de bacalao, 1 cucharada proporciona 1.360 UI
  • Salmón (salmón rojo), cocido, 85 gr suministra 794 UI
  • Atún 85 gr proporcionan 154 UI
  • El jugo de naranja o leche fortificada, 240 ml tiene 100 UI
  • Yogur fortificado 240 ml equivale a 80 UI
  • Sardinas enlatadas, dos sardinas tienen 46 UI
  • Hígado de res cocido, 100 gr equivale a 46 IU
  • Cereal fortificado, 1 taza tiene 40 UI
  • Yema de huevo, 1 unidad proporciona 25 IU

3. Los suplementos de vitamina D. La vitamina D3 está disponible como un suplemento vitamínico y también es comúnmente incorporado en los suplementos de calcio y multivitamínicos. La vitamina D3 también se usa comúnmente en los alimentos fortificados como leche, yogur o jugos.

La luz Ultravioleta B (UVB) es la parte de la luz solar que estimula la piel humana para producir vitamina D. Sin embargo, los rayos UVB son también la principal causa de las quemaduras de sol y está bien establecido que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Aunque el uso de protector solar puede disminuir la producción de Vitamina D en la piel, ya que se puede obtener suficiente vitamina D de forma segura y económica a través de dieta y suplementos vitamínicos, los adultos y los niños deben evitar la exposición intencional a la luz solar o cámaras bronceadoras como un medio para obtener vitamina D.

La deficiencia de Vitamina D se ha definido como valores en sangre <20 ng / ml y la insuficiencia de Vitamina D como valores entre 21-29 ng / ml. Se estima que los niños necesitan por lo menos 400-1000 UI de vitamina D al día, mientras que los adolescentes y los adultos necesitan por lo menos 2.000 UI de vitamina D al día para satisfacer las necesidades de suplementos vitamínicos, de su cuerpo y el doble para las mujeres embarazadas y lactantes. En general, se recomienda el mantenimiento de los niveles de Vitamina D en plasma ≥30 ng / ml.

 Imprimir  Correo electrónico

servicios-procedimientos dermatologicos2

Botox®

Pre-consulta. Es importante conocer la trayectoria del doctor en la aplicación del Botox®, ya que este podrá hacerle rejuvenecer las veces que se quiera con este procedimiento durante el resto de la vida. A su vez en la pre-consulta se deben responder todas las dudas o inquietudes que se tengan al respecto, con el fin de asegurar el éxito de la aplicación. El especialista debe tratar de establecer, a su vez, qué es lo que el paciente busca, ya que algunas de las personas que consideran ser pacientes de Botox®, no lo necesitan en realidad. Algunos pacientes piensan que el Botox® es la solución para sus problemas, sin embargo la solución específica puede ser otro tipo de procedimiento de cirugía plástica ó una combinación de los dos. La aplicación de Botox®  es simplemente un procedimiento más, en la amplia gama de formas de rejuvenecer el rostro. Haga saber al especialista todo lo relacionado con su historia clínica, ya que existen varias condiciones bajo las cuales no se debe aplicar el Botox®, o simplemente se debe esperar para su aplicación efectiva.

 También no debe olvidar preguntarle al especialista acerca de las prescripciones médicas y demás que se deben evitar antes del procedimiento. Algunas que causan cambios en la sangre y deberán suspenderse 1 o 2 semanas antes. Estas incluyen:
  • Aspirina
  • Ibuprofen y otras antiinflamatorias
  • Warfarina
  • Vitamina E
  • Ginko Biloba
  • Pastillas de Ajo
  • Suplementos homeopáticos o  herbales

El riesgo de hematomas se incrementa mientras el paciente no detenga el uso de estos medicamentos o suplementos. Aún con su uso, el riesgo es mínimo pero debe ser entendido por el paciente que aumentarán las posibilidades de un hematoma (morados). Esto es importante ya que hay pacientes que necesitan lucir bien para eventos próximos que no pueden arriesgarse.Aunque no se conozca interacciones significativas entre Botox® y otros medicamentos, existen unos que causan fuertes debilitamientos musculares si se toman mientras el paciente use Botox®. El fabricante del Botox® recomienda no aplicarlo a los pacientes que tomen las siguientes medicinas:

  • Bloqueadores del canal de calcio (diltiazem, nifedipina, verapamilo)
  • Aminoglicósidos (amikacin, gentamicina, tobramicina)
  • Quinina

Básicamente el éxito del procedimiento se basa en la buena comunicación entre el paciente y el especialista. A su vez el paciente debe sentirse a gusto con Él, estar seguro que se han respondido las dudas, que el procedimiento es el adecuado, que se entendió cómo se realizará, cuanto durará, cual será su costo, entre otras. La belleza y la juventud no deberían doler. Sin embargo cada paciente tiene su propio umbral de dolor y su tolerancia la debe conocer cada quien. Últimos estudios han demostrado que el uso de hielo 5 minutos antes de la aplicación del Botox®, disminuye considerablemente el dolor durante la aplicación.  La menstruación, a su vez,  puede ser un periodo que en ciertas mujeres aumenta el umbral de dolor, en estos casos el paciente podrá esperar unos días para sentirse más confortable durante la aplicación. 

Aplicación. La aplicación se hace en el consultorio del especialista. En el inicio del mismo, el especialista le pedirá el favor de firmar el consentimiento donde se da constancia que el paciente conoce todos los puntos referentes al procedimiento. Este es el momento para hacer las preguntas finales, si las hay. Luego se deberá tomar una fotografía para dejar evidencia del estado antes de la aplicación y poder medir la mejora posteriormente. La aplicación se hace en posición sentada o levemente inclinada hacia atrás, luego de que el rostro sea limpiado con alcohol y le sea pedido que frunza el ceño, sonría, se admire o haga cualquier gesto para determinar cuáles son los puntos clave de la aplicación. Estos puntos deberán marcarse con un lápiz quirúrgico. La aplicación se hará con una aguja en cada sitio marcado previamente y durará entre 5 y 15 minutos dependiendo de la cantidad a  aplicar.  

Post-procedimiento.  Luego de esta aplicación, se debe informar al especialista como se siente. Recuerde que el efecto final se da de 3 a 7 días luego de la aplicación, teniéndose un pico máximo a los 15 días, ya que es el tiempo en que el Botox® actúa sobre los músculos que fueron inyectados. La próxima cita se le dará  a las 2 o 3 semanas. Algunos consejos prácticos para luego de la aplicación, son:

  • No haga ejercicios fuertes en las siguientes 4 horas, tales como ir al gimnasio o bailar.
  • No se acueste durante las siguientes 4 horas a la aplicación evitando la difusión del medicamento hacia zonas adyacentes no deseadas.
  • Colóquese un poco de hielo a intervalos, si tiene hematomas (morados). Esto ayudará a desaparecerlos pronto.  En caso de hematomas, se podrá aplicar crema con vitamina K dos veces al día o árnica, los cuales le ayudarán a evolucionar mucho mejor.

 

Posibles Complicaciones.  Las complicaciones realmente son muy pocas, entre las cuales se encuentran la ptosis palpebral, ptosis de cejas, las asimetrías y la resistencia al producto. En todo caso se puede mejorar con retoque, excepto en el último caso en el cual la proteína nunca actuará. Cita posterior.  La siguiente cita de control será dada dentro de 2 a 3 semanas. En esta cita se evidenciará la mejoría, se tomaran fotos post y se discutirá el éxito del procedimiento y si es necesario se realizará  un retoque. Los retoques se dan en menos del 2% de los casos. Generalmente sucede cuando hay asimetrías que se corrigen aplicando pequeñas cantidades para lograr simetría total.  Siguiente tratamiento.  Generalmente el efecto del Botox®, dura entre 4 a 5 meses, cuando usted empiece a notar que las líneas de expresión vuelven a resurgir.  En ciertas personas esto sucede hasta después de 6 u 8 meses. En este momento usted debería pedir su nueva cita para aplicación de Botox®, ya que el músculo esta recobrando su función y una vez pase esto, será como empezar de nuevo. Si la aplicación está dentro de los términos explicados se garantizará un mejor efecto en las subsiguientes aplicaciones. La siguiente aplicación no debe aplicarse antes  los 3 meses  porque esta aplicación prematura  causa resistencia al medicamento, excepto si  se trata de un retoque ya que éstos son de mínimas cantidades aplicadas y solas en determinados puntos de la cara. Cabe anotar que durante el tiempo de acción del medicamento, la piel estará más sensible y receptiva a la efectividad de productos tales como humectantes y demás relacionados con la belleza facial.

 

Fuente: http://www.susmedicos.com/art-botox-plastica-ocular.htm

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]

 

 

Una-dieta-saludable-y-bien-balanceada-te-asegura-una-buena-nutrición-y-buena-salud…

La alimentación puede ser una clave para ser feliz

Algunas sustancias y nutrientes son capaces de actuar y mejorar el estado de humor, con esto usted puede decir adiós a la ansiedad y al estrés. Esto es debido a que algunos alimentos contienen nutrientes capaces de modular las sustancias que participan en la producción de las hormonas del  bienestar como la serotonina, la dopamina y noradrenalina. El intestino es otro protagonista en este asunto, ya que es el órgano responsable de aproximadamente el 90% de la producción de serotonina y ahí es donde los nutrientes son absorbidos. Si no está funcionando bien, puede haber deficiencias de zinc, selenio, magnesio, calcio, fibras solubles y el desequilibrio de la flora intestinal, contribuyendo aún más al malhumor.

Otra que tiene un rol  súper importante es la insulina, pues que favorece  a la captación de triptófano (un aminoácido precursor de la serotonina) por las neuronas. Por lo tanto, es esencial prestar atención también a la calidad de los carbohidratos consumidos.  Los refinados como el azúcar y la harina blanca causan un rápido incremento en la concentración de glucosa en la sangre y la alta liberación de insulina con una caída brusca poco después.

Cuando hay  ingestión de carbohidratos  complejos, ocurre la liberación gradual de la insulina  por lo tanto aumenta la disponibilidad y la captación de triptófano en la corriente sanguínea, contribuyendo a mejorar el estado de ánimo. Y no se olvide de comer cada tres horas, porque quedarse mucho tiempo sin comer reduce los niveles de glucosa en la sangre y afecta negativamente el humor.

Acierte en el menú

Conoce algunos alimentos y sustancias que te ayudaran a sentirte bien con la vida. 
•    Theanine, del té verde: ayuda a disminuir el estrés;
•    La fosfatidilserina está presente en los pescados, las verduras de hoja verde oscuro, la soja y el arroz: una sustancia esencial para el buen funcionamiento de las células neuronales;
•    Palta y semillas oleaginosas: además de ser una fuente de omega 3, poseen una sustancia que ayuda a regular los niveles de cortisol (hormona del estrés);
•    Vitamina C: un potente antioxidante con efectos incluso en la modulación del cortisol;
•    Leche y derivados:  productos a base de soja, avena, pescados y mariscos, aves, carnes magras, alimentos integrales (granos, galletitas y pastas);
•     Ácido fólico: estimula la liberación de serotonina y puede ser encontrado en carnes, las verduras de hoja verde oscuro, frijoles, guisantes/judías y lentejas, naranjas y huevos;
•    Selenio, nutriente óptimo para el cerebro: presente en las castañas de Brasil, mariscos, aves, carnes rojas, avena, arroz integral, hongos, las avellanas y las almendras.
•    Para una adecuada producción de las “hormonas de la felicidad” y para una mejor tolerancia al estrés es necesario tener una alimentación equilibrada, saludable y realizar  actividad física, evitando exceso de azúcar, carbohidratos refinados, grasas trans y saturadas.

Fuente: http://www.masquebelleza.com.co/Secciones/Salud-y-Belleza/El-buen-humor-puede-estar-en-lo-que-come.aspx

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]