cancer-mama1

Autoexamen de seno

Un autoexamen de mamas es un chequeo que una mujer se realiza en casa para buscar cambios o problemas en el tejido mamario. Muchas mujeres sienten que hacer esto es importante para su salud.

Sin embargo, los expertos no se ponen de acuerdo respecto a los beneficios de los autoexámenes de mamas para detectar el cáncer de mama o salvar sus vidas. Hable con el médico respecto a si el autoexamen de mamas es apropiado en su caso.

Información

El mejor momento para hacerse un autoexamen de las mamas es más o menos de 3 a 5 días después del comienzo del periodo. Las mamas no están tan sensibles o con protuberancias en ese tiempo en su ciclo menstrual.

Si usted ha llegado a la menopausia, realícese el examen el mismo día cada mes.

Empiece por acostarse boca arriba. Es más fácil examinarse todo el tejido mamario si está acostada.

  • Coloque la mano derecha por detrás de la cabeza. Con los dedos del medio de la mano izquierda presione suave pero con firmeza haciendo movimientos pequeños para examinar toda la mama derecha.
  • Luego, estando sentada o de pie, palpe la axila, ya que el tejido mamario se extiende hasta esta área.
  • Presione suavemente los pezones, verificando si hay secreción. Repita el proceso en la mama izquierda.
  • Utilice uno de los patrones que se muestran en el diagrama para constatar que esté cubriendo todo el tejido mamario.

Luego, párese frente a un espejo con los brazos a los lados.

  • Mire las mamas directamente y en el espejo. Busque cambios en la textura de la piel, como hoyuelos, arrugas, abolladuras o piel que luzca como cáscara de naranja.
  • Igualmente observe la forma y el contorno de cada mama.
  • Revise para ver si el pezón está hundido.

Haga lo mismo con los brazos elevados por encima de la cabeza.

La mayoría de las mujeres tienen algunas protuberancias. El objetivo es encontrar cualquier detalle nuevo o diferente. Si lo hace, llame al médico de inmediato.

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001993.htm

[vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

modo rosa

Estamos En Modo Rosa

Durante el mes de octubre estaremos apoyando la campaña de Modo Rosa, iniciativa que nace para incentivar a la mujeres a cuidarnos y a realizarnos el auto examen de seno, una detección temprana del cáncer de seno puede salvar la vida.

Invitamos a todas nuestras pacientes y lectoras a unirse a la campaña, pues la mujeres somos un pilar en la célula principal de la sociedad, la familia, por eso es importante cuidar de nuestra salud y nuestra vida recuerda que  los hijos dependen de nuestro bienestar.

  Los contenidos publicados durante éste mes, serán dedicados a los temas sobre el cáncer de seno.

 

Feliz mes!

GRACIAS!!

Finalizamos felices el mes de octubre en Pilar Navarro Dermatología, esperamos que esta cultura de auto-cuidado y prevención, sea implementada durante todo el año, este que pronto acabará  (2014) y el que en pocos meses comienza (2015); para evitar que las mujeres colombianas y del mundo sigan muriendo a causa del cáncer de mama.

Nuevamente damos las GRACIAS, a todas nuestras pacientes que estuvieron con nosotros en Modo Rosa, que se comprometieron con la causa.

En Pilar Navarro Dermatología estamos comprometidas con la vida.

alimentos-buenos-nutritivos-y-baratos

Algunos alimentos contienen antioxidantes que protegen contra los radicales libres y por lo tanto contra el cáncer

Tu alimentación es el factor más determinante para reducir las probabilidades de desarrollar cáncer. Muchos estudios han encontrado que la gente con cáncer tiene bajas cantidades de antioxidantes. En las vitaminas, minerales y alimentos enteros existen antioxidantes que previenen o neutralizan los radicales libres, protegiendo a las células contra sus daños.

El Intenational Cancer Prevention Institute ha publicado el libro Ya puedes prevenir el cáncer, en el cual destaca que existen 14 elementos y alimentos que son grandes preventores del cáncer:

Vitaminas

Reducen el riesgo de cáncer de: boca, bronquios, cervix, colon, esófago, estómago, mama, ovario, piel, próstata y pulmón. 
Se encuentran principalmente en: frutas, cítricos, verduras, vegetales verdes, leguminosas, nueces, salvado y germen de trigo, lácteos, huevo, hígado y pescados azules o grasos.

Minerales

Reducen el riesgo de cáncer de: colon, esófago, estómago, hígado, mama, próstata y pulmón. 
Se encuentran principalmente en: frutos cítricos, vegetales verdes, ajo, cebolla, leguminosas, nueces, granos enteros, germen de trigo, soya, pescados, mariscos, aves, carnes bajas en grasa, lácteos, huevo e hígado.

Licopeno

Reduce el riesgo de cáncer de: pulmón, próstata, estómago, colon, recto, boca, piel, matriz, mama, esófago, faringe y páncreas. 
Se encuentra principalmente en: jitomate (entero, salsa, jugo), sandía, toronja, chabacano, guayaba y papaya. Para obtener su beneficio debes consumirlo diariamente.

Betacaroteno

Reduce el riesgo de cáncer de: pulmón, estómago, mama y útero. 
Se encuentra principalmente en: zanahoria, pimiento rojo, brócoli, espinaca, col, melón, chabacano, naranja, durazno, mandarina, haba, maíz y yema de huevo.

Sulforafano

Reduce el riesgo de cáncer de: colon, mama, estómago. 
Se encuentra principalmente en: brócoli, berro, col, coliflor, col de Bruselas, rábano, nabo.

Ácidos grasos Omega-3

Reducen el riesgo de cáncer de: mama, próstata, colon y piel.
Se encuentran principalmente en: pescados azules o grasos (atún, salmón, sardina, anguila, arenque, caballa, trucha, hipogloso y bacalao).

Soya

Reduce el riesgo de cáncer de: mama y próstata. 
Cómo actúa: Sustituye los alimentos comunes con alimentos de soya como frijol de soya, tofu, sopa de miso, leche de soya, polvo de proteína de soya y yogurt de soya.

Fibra

Reduce el riesgo de cáncer de: colon y mama. 
Se encuentra principalmente en: casi todas las frutas y verduras, granos enteros, salvado de trigo, leguminosas (habas, chícharos, lentejas, etc.).

Té verde

Reduce el riesgo de cáncer de: pulmón, estómago, boca, esófago, piel y próstata. 
Cómo actúa: Es un poderoso preventivo del cáncer porque contiene una gran cantidad de antioxidantes. Para obtener sus máximos beneficios es recomendable hervirlo por lo menos 5 minutos y tomar de 3 a 6 tazas diarias de té verde.

Vino tinto

Reduce el riesgo de cáncer de: piel, mama y tiroides. 
Cómo actúa: Es muy saludable pero en cantidades moderadas (de una a dos copas por día), pues el exceso en el consumo de alcohol en general aumenta el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Frutos silvestres

Reducen el riesgo de cáncer de: pulmón, piel, próstata, esófago e hígado. 
Cómo actúan: Es recomendable que una porción diaria de frutas sea de algún tipo de fruto silvestre (arándanos, frambuesas, fresas, zarzamoras).

Ajo y cebolla

Reducen el riesgo de cáncer de: estómago. 
Consume: ajos, cebollas, cebolletas, cebollinos y puerros.

Setas

Reducen el riesgo de cáncer de: órganos reproductivos. 
Cómo actúan: Las dos setas benéficas son el shiitake y el maitale, pues refuerzan el sistema inmunológico y disminuyen la producción de estrógeno en las mujeres.

Fuente: http://www.esmas.com/mujer/saludable/alimentacion/385401.html

[vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

pilar navarro y skinceuticals

GRAN DÍA!!

GRACIAS, SKINCEUTICALS por su apoyo en esta hermosa causa; hoy todo lo que se realizó en el área de cosmetología será donado a la Fundación FUNDAYAMA, sin ustedes esto no hubiese sido posible.

Si caminas solo, irás más rápido; si caminas acompañado, llegarás más lejos. (Proverbio Chino).

[vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

cancer de seno

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de seno?

Un factor de riesgo es todo aquello que afecta la probabilidad de que usted padezca una enfermedad, como por ejemplo el cáncer. Los distintos tipos de cáncer tienen distintos factores de riesgo. Por ejemplo, la exposición de la piel a la luz solar intensa es un factor de riesgo para el cáncer de piel. El fumar es un factor de riesgo para el cáncer de los pulmones, la boca, la laringe, la vejiga, el riñón y otros órganos.

Sin embargo, los factores de riesgo no suministran toda la información. Si se tiene uno, o hasta varios factores de riesgo, no necesariamente significa que se padecerá la enfermedad. La mayoría de las mujeres que tienen uno o más factores de riesgo de cáncer de seno nunca padecen la enfermedad, mientras que muchas mujeres que la padecen no tienen factores de riesgo aparentes (excluyendo el ser mujer y de edad avanzada). Aun cuando una mujer con factores de riesgo padece cáncer de seno, resulta difícil saber cuánto pudieron haber contribuido estos factores.

Algunos factores de riesgo, como la edad o raza de una persona, no se pueden cambiar. Otros están relacionados con factores cancerígenos ambientales. Además, existen factores de riesgo relacionados con conductas personales tales como fumar, tomar alcohol y la alimentación. Algunos factores tienen más influencia sobre el riesgo que otros, y el riesgo de cáncer de seno cambia con el transcurso del tiempo debido a factores como el envejecimiento o el estilo de vida.

Factores de riesgo que usted no puede cambiar

Incidencia según el sexo

El simple hecho de ser mujer es el principal riesgo de padecer cáncer de seno. Los hombres pueden padecer cáncer de seno, pero esta enfermedad es aproximadamente 100 veces más común entre las mujeres que en los hombres. Esto probablemente se debe a que los hombres tienen menos de las hormonas femeninas estrógeno y progesterona, lo que puede promover el crecimiento de células cancerosas de seno.

Envejecimiento

Su riesgo de padecer cáncer de seno se incrementa conforme su edad aumenta. Aproximadamente uno de ocho cánceres de seno se detecta en mujeres menores de 45 años de edad, mientras que aproximadamente dos de tres cánceres invasivos del seno se encuentran en mujeres de 55 años o más.

Factores de riesgo genéticos

Se cree que alrededor del 5 al 10 por ciento de los casos de cáncer de seno son hereditarios, lo que significa que se originan directamente de defectos genéticos (llamados mutaciones) heredados de uno de los padres.

BRCA1 y BRCA2: la causa más común de cáncer de seno hereditario es una mutación hereditaria en los genesBRCA1 y BRCA2. En las células normales, estos genes ayudan a prevenir el cáncer al producir proteínas que evitan el crecimiento anormal de las células. Si usted heredó una copia mutada de uno de estos dos genes de cualquiera de sus padres, usted tiene un alto riesgo de cáncer de seno en el transcurso de su vida.

Aunque en algunas familias con mutaciones BRCA1 el riesgo de padecer cáncer de seno durante la vida es tan alto como 80%, en promedio este riesgo parece estar entre 55 a 65%. Para las mutaciones BRCA2, el riesgo es menor, alrededor de 45%.

Los cánceres de seno asociados a estas mutaciones se presentan con más frecuencia en mujeres más jóvenes y con más frecuencia afectan a ambos senos en comparación con cánceres no asociados a estas mutaciones. Las mujeres con estas mutaciones hereditarias también tienen un riesgo aumentado de padecer otros tipos de cánceres, particularmente cáncer de ovario.

Fuente: http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdeseno/guiadetallada/cancer-de-seno-causas-factores-de-riesgo

[vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

mamografia

Ecografía de mama

El examen de ultrasonidos (ecografía) para la detección del cáncer de mama tiene un papel importante en la detección temprana del cáncer de mama. El ginecólogo tiene generalmente un ecógrafo con el que examinar la mama. Si, por ejemplo, hay una tumoración palpable en la mama, puede hacerse visible mediante ecografía. Con ultrasonidos el médico consigue a menudo las primeras pistas sobre el tipo de tumoración de la que se trata – por ejemplo, un quiste, un tumor benigno o maligno, aunque determinar la malignidad de un tumor de manera segura requiere realizar más pruebas, por ejemplo, una mamografía y una biopsia (muestra de tejido). En la detección del cáncer de mama, por lo tanto, la ecografía es un complemento importante, pero no sustituye otros métodos adicionales de investigación. En las mujeres jóvenes, el médico solamente puede evaluar las tumoraciones, a menudo inofensivas, mediante una ecografía, como cuando es claramente un quiste. En este caso, el tejido tiene una densidad que no es percibida bien por una mamografía.

 Las mujeres deberían comenzar a hacerse mamografías a partir de los 40 años de edad, o antes si consideran que están en alto riesgo.

Fuente:http://www.onmeda.es/exploracion_tratamiento/ecografia_prevencion_cancer_de_mama-importancia-de-la-ecografia-de-mama-2316-2.html

 

 

 

[vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

modo rosa

Modo Rosa

Durante todo el mes de octubre Pilar Navarro Dermatología  estará en Modo Rosa, iniciativa mediante la cual se busca fomentar una cultura de prevención y detección temprana del cáncer de seno. 

El diagnostico temprano de esta enfermedad ayudará a aumentar las posibilidades de vida para la mujer, cuando se detecta en fase I se logra una supervivencia de 100 por ciento. Cuando ocurre en etapa II la tasa de recuperación es de 92 por ciento. Detectar a tiempo es asegurar un tratamiento efectivo y superar la enfermedad.

Invitamos a todas nuestras pacientes a realizarse el autoexamen de mama una vez al mes.

#EstoyModoRosa

[vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

cancer-mama1

¿Cómo me realizo el autoexamen de mama?

Un autoexamen de mamas es un chequeo que una mujer se realiza en casa para buscar cambios o problemas en el tejido mamario. Muchas mujeres sienten que hacer esto es importante para su salud.

Sin embargo, los expertos no se ponen de acuerdo respecto a los beneficios de los autoexámenes de mamas para detectar el cáncer de mama o salvar sus vidas. Hable con el médico respecto a si el autoexamen de mamas es apropiado en su caso.

Información

El mejor momento para hacerse un autoexamen de las mamas es más o menos de 3 a 5 días después del comienzo del periodo. Las mamas no están tan sensibles o con protuberancias en ese tiempo en su ciclo menstrual.

Si usted ha llegado a la menopausia, realícese el examen el mismo día cada mes.

Empiece por acostarse boca arriba. Es más fácil examinarse todo el tejido mamario si está acostada.

  • Coloque la mano derecha por detrás de la cabeza. Con los dedos del medio de la mano izquierda presione suave pero con firmeza haciendo movimientos pequeños para examinar toda la mama derecha.
  • Luego, estando sentada o de pie, palpe la axila, ya que el tejido mamario se extiende hasta esta área.
  • Presione suavemente los pezones, verificando si hay secreción. Repita el proceso en la mama izquierda.
  • Utilice uno de los patrones que se muestran en el diagrama para constatar que esté cubriendo todo el tejido mamario.

Luego, párese frente a un espejo con los brazos a los lados.

  • Mire las mamas directamente y en el espejo. Busque cambios en la textura de la piel, como hoyuelos, arrugas, abolladuras o piel que luzca como cáscara de naranja.
  • Igualmente observe la forma y el contorno de cada mama.
  • Revise para ver si el pezón está hundido.

Haga lo mismo con los brazos elevados por encima de la cabeza.

La mayoría de las mujeres tienen algunas protuberancias. El objetivo es encontrar cualquier detalle nuevo o diferente. Si lo hace, llame al médico de inmediato.

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001993.htm

[vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]