desmaquillarse

Limpiar el rostro en la noches

Siempre nos preocupamos del cuidado de nuestra piel, de que luzca sana y radiante, así como también nos preocupamos de vernos guapas y nos maquillamos. Sin embargo, muchas olvidan un paso fundamental en el cuidado del cutis: el desmaquillarse. A continuación te contamos la importancia de este hábito y te entregamos algunos trucos para una piel espectacular.

Siempre estamos a tono con las últimas tendencias en maquillaje, máscaras, base, etc., pero ¿qué pasa por las noches, cuando nuestra piel necesita respirar? Muchas olvidamos quitarnos el maquillaje.

El desmaquillado es indispensable para un buen cuidado del cutis, pues así permitimos que la piel se regenere y se oxigene debidamente, pero muchas veces el cansancio del día o la misma pereza, nos aleja de este hábito necesario. Sin embargo, actualmente no hay nada que te impida limpiar tu cutis antes de acostarte, pues la cosmética nos ofrece muchos productos con los cuales fácilmente y en poco tiempo, podemos desmaquillarnos. Por ejemplo, las toallitas desmaquillantes, que las puedes encontrar para distintos tipos de piel, o los discos de algodón impregnados en loción limpiadora. Estos productos además hidratan el cutis y te refrescan.

Consecuencias de dejarse el maquillaje

El no desmaquillarse, tiene directas consecuencias sobre el envejecimiento prematuro de la piel. Al limpiar el cutis, además de liberarlo de la máscara obstructora que es el maquillaje, le permitimos respirar, eliminamos las células muertas, el exceso de grasa y todos los residuos de la contaminación del ambiente que se van acumulando sobre nuestra piel a lo largo del día. Si nos quedamos con el maquillaje, obstruimos los poros de la piel, lo que finalmente promueve la formación de granitos. Así, el desmaquillarnos prolijamente todas las noches, ayuda a evitar el envejecimiento y el deterioro precoz del cutis y ayuda a lucir una piel lisa y flexible.

Cómo desmaquillarse

Pieles secas. En este caso se deben preferir productos desmaquillantes hidratantes y extra-suaves. Una opción son las leches untuosas, los emulsionantes sin enjuague o los aceites desmaquillantes, los cuales te entregan los ácidos grasos esenciales.

Pieles grasas o mixtas. Este tipo de cutis necesita frescura y sobre todo que lo limpien profundamente para liberarlo del exceso de grasa. Por esto, la mejor opción son los productos que se enjuagan o aclaran con agua, especialmente los que son en base a aceites esenciales purificantes. Los geles limpiadores también son una buena idea, inclínate por los no grasos, que tonifican, purifican y suavizan la epidermis.

Tips:

Si no te maquillas mucho, prefiere las aguas micelares, ligeras y transparentes, que limpian y tonifican la piel.

Después de desmaquillarte, aclara tu cara con agua fría nos ayuda a eliminar los rastros de cremas limpiadoras.

Si ocupas maquillaje waterproof, opta por productos desmaquillantes bifásicos, (agua-aceite), esto facilitará el proceso; eso sí retira luego el exceso, porque la piel puede quedar con residuos grasos.

Fuente: http://www.pretenciosas.com/belleza/la-importancia-de-desmaquillarnos.htm

 vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]