pilar navarro y skinceuticals

GRAN DÍA!!

GRACIAS, SKINCEUTICALS por su apoyo en esta hermosa causa; hoy todo lo que se realizó en el área de cosmetología será donado a la Fundación FUNDAYAMA, sin ustedes esto no hubiese sido posible.

Si caminas solo, irás más rápido; si caminas acompañado, llegarás más lejos. (Proverbio Chino).

[vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

cancer-mama1

¿Cómo me realizo el autoexamen de mama?

Un autoexamen de mamas es un chequeo que una mujer se realiza en casa para buscar cambios o problemas en el tejido mamario. Muchas mujeres sienten que hacer esto es importante para su salud.

Sin embargo, los expertos no se ponen de acuerdo respecto a los beneficios de los autoexámenes de mamas para detectar el cáncer de mama o salvar sus vidas. Hable con el médico respecto a si el autoexamen de mamas es apropiado en su caso.

Información

El mejor momento para hacerse un autoexamen de las mamas es más o menos de 3 a 5 días después del comienzo del periodo. Las mamas no están tan sensibles o con protuberancias en ese tiempo en su ciclo menstrual.

Si usted ha llegado a la menopausia, realícese el examen el mismo día cada mes.

Empiece por acostarse boca arriba. Es más fácil examinarse todo el tejido mamario si está acostada.

  • Coloque la mano derecha por detrás de la cabeza. Con los dedos del medio de la mano izquierda presione suave pero con firmeza haciendo movimientos pequeños para examinar toda la mama derecha.
  • Luego, estando sentada o de pie, palpe la axila, ya que el tejido mamario se extiende hasta esta área.
  • Presione suavemente los pezones, verificando si hay secreción. Repita el proceso en la mama izquierda.
  • Utilice uno de los patrones que se muestran en el diagrama para constatar que esté cubriendo todo el tejido mamario.

Luego, párese frente a un espejo con los brazos a los lados.

  • Mire las mamas directamente y en el espejo. Busque cambios en la textura de la piel, como hoyuelos, arrugas, abolladuras o piel que luzca como cáscara de naranja.
  • Igualmente observe la forma y el contorno de cada mama.
  • Revise para ver si el pezón está hundido.

Haga lo mismo con los brazos elevados por encima de la cabeza.

La mayoría de las mujeres tienen algunas protuberancias. El objetivo es encontrar cualquier detalle nuevo o diferente. Si lo hace, llame al médico de inmediato.

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001993.htm

[vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

Riesgos-de-las-cámaras de bronceo-que-debes-saber-1

Los mitos del bronceado

1.¿El bronceado es saludable?

Hay estudios que demuestran que broncearse produce adicción, que libera endorfinas que son placenteras y dan una sensación de relajación. Feldman et al. estudiaron 14 adultos jóvenes usuarios de cámaras, a quienes ofrecieron equipos idénticos, uno de ellos sin radiación ultravioleta, y el 95% de las veces escogieron uno con dicha radiación. Un estudio de seguimiento de más de 6.000 adolescentes en Estados Unidos, evalúo los factores de riesgo en 5,4% de la población que era usuaria habitual de las cámaras y encontró asociación significativa con dietas para adelgazar, uso de laxantes y vomitar para controlar el peso, fumar, beber, consumir sustancias recreacionales que crean hábito y tratar de lucir como las mujeres de los medios.

2.¿Hay verdaderas razones médicas para broncearse?

Se ha invocado la síntesis de vitamina D para prevenir la osteoporosis; sin embargo, se ha demostrado que 25% de la dosis mínima que produce eritema (DME) de rayos ultravioleta B es suficiente para suplir las necesidades y que en 20 minutos en la cámara se reciben de 4,5 a 7 veces la DME. Además, las excesivas dosis de radiación aceleran el catabolismo de la vitamina D.

Hay enfermedades, como la psoriasis, el vitíligo, el eccema y el acné, que mejoran con radiación UV y hay autores que sugieren que los pacientes con estas enfermedades deberían usar las cámaras. Sin embargo, no se tiene en cuenta la toxicidad acumulada en un proceso autoadministrado, sin ningún control en la dosis.

3.¿Protege el bronceado del daño solar?

Broncearse en una cámara aumenta la pigmentación, principal mecanismo protector en las razas morenas. Sin embargo, en los blancos, principales usuarios de las cá-maras en los países industrializados, su único mecanismo de defensa es el aumento del grosor de la capa córnea y las cámaras no estimulan este engrosamiento. Este bronceado no aumenta la dosis mínima que produce eritema y el ácido trans-urocánico que es un fotoprotector natural, se convierte a su forma cis, que es inmunosupresor y favorece la formación de tumores de la piel. El bronceado previo a la exposición solar no protege más que un factor de protección, con el agravante de que se reciben dosis de UVA 10 a 15 veces superiores al sol y que la piel cubierta recibe altas dosis.

4. ¿Son las cámaras menos dañinas que el sol?

Está demostrado que la radiación ultravioleta de cualquier fuente, sea solar o de aparatos de bronceado, produce mutaciones del ADN que se pueden comprobar por el incremento de dímeros ciclo butanos de pirimidinas, con disminución de la expresión de la proteína antiapop-toica p53 10. In vivo se demostró que tanto la radiación ultravioleta A como la B producían niveles comparables de dímeros de timidina en queratinocitos y melanocitos11. En un estudio de técnicas estadísticas muy refinadas hecho en el Reino Unido, se pudo demostrar que, al menos, 100 de las muertes anuales por melanoma maligno (6%) eran atribuibles al uso cámaras bronceadoras12. En un periódico de la universidad de Winston-Salem de 1983, se publicó la muerte de una mujer por quemaduras graves asociadas al uso de psoralenos y cámaras bronceadoras13. La incidencia de melanoma maligno ha aumentado de una manera alarmante en el mundo. Mientras en 1935 una de cada 1.500 personas tenía melanoma maligno, para 1980 esta cifra se había incrementado a 1 de cada 250 y se calcula que, de los individuos nacidos en los Estados Unidos en 2008, uno de cada 55 tendrán un melanoma en cualquier momento de su vida. Entre los factores de riesgo para desarrollar melanoma maligno están el color de piel, del pelo y de los ojos, la exposición a la radiación ultravioleta, principalmente intermitente, la alta frecuencia y seriedad de las quemaduras solares, el sexo masculino y la presencia de pecas. Pero uno de los más fuertes factores de pronóstico es el número y el tamaño de los nevus, principalmente los displásicos. En un estudio reciente hecho en Denver, Colorado, donde la exposición solar es alta durante todo el año, en niños blancos nacidos en 1998 a quienes se le evaluó sus nevus durante tres años consecutivos (2004, 2005 y 2006), se encontró un número significativamente mayor de nevus en quienes se bronceaban.

En un metanálisis del grupo de trabajo de la Interna-tional Agency for Research on Cancer en luz artificial ultravioleta y cáncer de piel, de todos los artículos publi-cados hasta marzo de 2006, en 19 estudios de melanoma que cumplían con los criterios para ser incluidos, en-contró que había relación entre exposición a cámaras de bronceado y melanoma maligno con un riesgo relativo, aunque los hallazgos no correspondieron con la dosis-respuesta, sí había una relación significativa con la primera exposición antes de los 35 años. En tres estudios analizados, también se encontró asociación con carcinoma escamocelular, pero en dos estudios no se probó dicha relación con el carcinoma basocelular.

Aunque hay artículos controversiales al respecto, no obstante, en un estudio multicéntrico en cinco países europeos (Bélgica, Francia, Noruega, Suecia y el Reino Unido) realizado en sujetos caucásicos de 18 a 49 años, entre 1999 y 2001, con 597 casos de melanoma cutáneo y 622 controles, no encontraron asociación entre mela-noma maligno y uso de cámaras bronceadoras. En un estudio de casos y controles realizado en Estados Unidos en 30 mujeres blancas, menores de 40 años, con diagnóstico comprobado de carcinoma basocelular, se evaluaron como factores de riesgo el consumo de cigarrillos, el uso de cámaras bronceadoras, el antecedente de quemadura solar hasta ampollarse, la exposición recreacional al sol y el uso de antisolares. Aunque los casos de carcinoma basocelular asistieron a cámaras bronceadoras el doble de veces de los controles, sólo se encontró asociación estadística-mente significativa con el hábito de fumar y el quemarse hasta ampollarse.

fuente: http://revistasocolderma.org/files/camaras%20bronceadoras.pdf

vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]

laboratorio

Fórmulas Magistrales

 

La fórmula magistral es el medicamento preparado por el químico farmacéutico para un paciente individualizado con el fin  complementar una prescripción médica.
Tradicionalmente, los farmacéuticos habían elaborado artesanalmente los medicamentos para todos los pacientes de forma individualizada, hasta que empezó a desarrollarse a mediados del siglo pasado la industria farmacéutica.

A partir de ese momento, la aparición de las especialidades farmacéuticas fue desplazando poco a poco a las fórmulas magistrales. Gracias al desarrollo industrial, se empezaron a fabricar series de medicamentos iguales, que normalmente tenían que prepararse para muchos pacientes que precisaban las mismas dosis. De esa forma se ganaba también el tiempo que el farmacéutico necesitaba para la preparación manual.

 

2. ¿CUÁNDO SE PRESCRIBEN?

 

Pero la formulación magistral no ha quedado abandonada, porque siempre permite individualizar el medicamento para cada paciente de acuerdo con las dosis que prescriba el médico según cada situación particular. Es una adaptación total del medicamento para aquel enfermo.

En ese sentido, el farmacéutico puede ajustar las dosis exactamente a la prescripción que el médico considera necesaria.

También podrá presentar el medicamento en una forma farmacéutica que facilite una administración más cómoda, por ejemplo jarabes para niños o para adultos cuya enfermedad les pueda reportar dificultad para deglutir.

 

Igualmente, se facilita el tratamiento en pacientes que presenten alguna intolerancia o efectos irritantes debido a algún excipiente o sustancia no medicamentosa que forme parte del preparado comercial, ya que en la personalización del medicamento se puede obviar su inclusión.

En el caso de los medicamentos administrados por vía tópica, debido a algún excipiente o sustancia no medicamentosa que forme parte del preparado comercial, ya que en la personalización del medicamento se puede obviar su inclusión es muy habitual que el dermatólogo prescriba fórmulas magistrales. Quizás sea ésta una de las áreas en las que el médico prescribe en mayor número de ocasiones una fórmula magistral, porque de esa forma puede prescribir los preparados dermatológicos totalmente ajustados a las necesidades de la piel del paciente.

3. ETIQUETAJE

Toda fórmula magistral el farmacéutico la entrega al paciente con el etiquetado adecuado y con información similar a la que contiene el prospecto de una especialidad.
En ella se encuentra descrita su composición, la caducidad del preparado, que normalmente no va más allá de la duración del tratamiento, las condiciones de su administración y todos aquellos datos que puedan ser de interés para el paciente en su utilización posterior.

El farmacéutico, para su preparación, observa en todas las fases las normas de correcta elaboración y control de calidad que garantizan el rigor de los procedimientos que ejecuta.

 

4. RECUERDE

 

  • Una fórmula magistral es un medicamento preparado por el farmacéutico de manera individualizada para un paciente.
  • En enfermedades dermatológicas es muy frecuente que los pacientes precisen la aplicación de fórmulas magistrales.
  • Las fórmulas magistrales se dispensan con información que garantiza su identificación y conservación, así como su uso.

 

Fuente: http://www.farmaceuticonline.com/es/el-medicamento/613-formulas-magistrales?start=3

 

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]
piel

¿cómo me realizo el autoexamen de piel?

Autoexamen de piel

Es la revisión regular de la propia piel en búsqueda de tumoraciones anormales o cambios inusuales. Este examen ayuda a encontrar cualquier problema cutáneo sospechoso. Cuanto más temprano se le diagnostique el cáncer de piel, mayor será la probabilidad que tenga usted de curarse.

Forma en que se realiza el examen

El Instituto Nacional de Cancerología (National Cancer InstituteNCI) de los Estados Unidos y la Academia Estadounidense de Dermatología (American Academy of DermatologyAAD) recomiendan que las personas se realicen el autoexamen de piel una vez al mes.

El momento más fácil para realizar el examen puede ser después de bañarse o ducharse. Las mujeres pueden llevar a cabo su autoexamen de piel al mismo tiempo que realizan el autoexamen de mama mensual y los hombres mientras se practican el autoexamen testicular mensual.

Lo ideal es que la habitación tenga un espejo de cuerpo entero y luces brillantes de manera que usted se pueda observar bien todo el cuerpo.

Cuando se esté realizando el autoexamen de piel, busque:

  • Marcas nuevas en la piel (lunares, manchas, cambios en el color, protuberancias).
  • Lunares que han cambiado de tamaño, textura, color o forma.
  • Lunares o lesiones que no sanan o que continúan sangrando.
  • Lunares con bordes desiguales, diferencias en color o falta de lados iguales (simetría).
  • Cualquier lunar o neoplasia que tenga una apariencia muy diferente de otras neoplasias cutáneas.

Los expertos recomiendan que usted se examine la piel de la siguiente manera:

  • Observe minuciosamente todo el cuerpo en el espejo, tanto de frente como por detrás.
  • Revise bajo los brazos y en ambos lados de cada brazo.
  • Examine los antebrazos después de doblar los brazos por los codos, luego revise las palmas de las manos y por debajo de los brazos.
  • Mire por el frente y por detrás de ambas piernas.
  • Mire los glúteos y el área entre ellos.
  • Examine el área genital.
  • Observe la cara, el cuello, la nuca y el cuero cabelludo. Es mejor usar tanto un espejo de mano como un espejo de cuerpo entero, junto con un peine para revisar las áreas del cuero cabelludo.
  • Revise los pies, incluyendo las plantas y el espacio entre los dedos.
  • Solicítele a una persona de confianza que le ayude a examinar las áreas difíciles de ver.

Consideraciones

Siempre coméntele al médico si:

  • Se presenta cualquier úlcera o mancha inusual o nueva en la piel.
  • Un lunar o lesión cutánea cambia de color, tamaño o textura.
  • Tiene una úlcera que no sana.

 

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007086.htm

Fuente: http://www.noticiasrptv.com/site/vernoticia.asp?ac=Autoexamen%20de%20piel&WPLACA=70

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]
cancer de pile

Cáncer de piel

El cáncer de piel no melanoma es el tipo más común de cáncer de piel. Se le llama no melanoma, porque este grupo de tumores cancerosos comprende todos los tipos de cáncer de la piel, excepto uno: el melanoma maligno, que es el cáncer que se desarrolla a partir de los melanocitos.

 

CAUSAS:

  • La exposición excesiva a la radiación ultravioleta (UV), cuya principal fuente es la luz solar. El grado de exposición a esta radiación depende de la intensidad de la luz, del tiempo de exposición, y de si la piel ha estado protegida. Las personas que viven en áreas donde están expuestas todo el año a una luz solar intensa tienen mayor riesgo. Estar largo tiempo a la intemperie por motivos de trabajo o diversión sin protegerse con ropas adecuadas y protección solar aumenta el riesgo.
  • Las lámparas y cabinas bronceadoras son otras fuentes de radiación ultravioleta que pueden causar un mayor riesgo de desarrollar un cáncer de la piel no melanoma.

SÍNTOMAS DE CÁNCER DE PIEL

Como parte de un examen de rutina relacionado con el cáncer, el médico examinará minuciosamente la piel del paciente. Pero es igualmente importante que el paciente se revise a sí mismo la piel, preferiblemente una vez al mes. Para ello, deberá conocer el aspecto de los lunares, las imperfecciones, las pecas y otras marcas que tenga en la piel para poder detectar cualquier cambio.
Se recomienda hacerse el autoexamen frente a un espejo de cuerpo entero. Para las áreas difíciles de ver puede usarse un espejo de mano. Deben examinarse todas las áreas, incluyendo las palmas de las manos y las plantas de los pies, la región lumbar y la parte posterior de las piernas.

El cáncer de la piel no melanoma puede tener el aspecto de diversas marcas en la piel. Las señales de aviso principales son la aparición de una nueva masa, una mancha o protuberancia que esté creciendo (en el transcurso de unos meses, o de 1 a 2 años), o bien una úlcera que no sane en un plazo de 3 meses.

  • Los carcinomas de células basales aparecen en forma de áreas de color rojo, planas y escamosas, o de pequeñas áreas cerosas, brillantes y translúcidas al relieve, que pueden sangrar con una lesión menor. Puede haber uno o más vasos sanguíneos irregulares visibles, o mostrar áreas de color azul, café o negro.

  • Los carcinomas de células escamosas pueden aparecer en forma de protuberancias crecientes, a menudo de superficie áspera, o planos como manchas rojizas de la piel que crecen lentamente. Estos dos tipos de cáncer de la piel no melanoma pueden desarrollarse en forma de área plana que sólo muestra leves cambios con respecto a la piel normal

  • El sarcoma de Kaposi suele empezar como una pequeña área similar a un morado que se convierte en un tumor.

  • La micosis fungoide empieza como una erupción, a menudo en los glúteos, las caderas o la parte inferior del abdomen. Puede parecer una alergia de la piel u otro tipo de irritación de la misma.
  • Los tumores de los anexos se presentan como protuberancias dentro de la piel.
  • Los sarcomas de la piel se manifiestan como grandes masas debajo de la superficie de la misma. Los tumores de células de Merkel suelen aparecer en forma de nódulos de color rojo púrpura, o de úlceras (llagas) localizadas en la cara, o, con menos frecuencia, en los brazos o las piernas.

PREVENCIÓN

La forma más importante de reducir el riesgo de desarrollar un cáncer de la piel no melanoma es evitar exponerse sin protección a los rayos solares y a otras fuentes de luz ultravioleta. La manera más sencilla de evitar la exposición excesiva a la luz ultravioleta es mantenerse alejado del sol y a la sombra siempre que sea posible.

Esto resulta particularmente importante al mediodía, cuando la luz ultravioleta es más intensa.

  • Protegerse con ropa , incluyendo una camisa y un sombrero de ala ancha. Por lo general, las telas de tejido apretado ofrecen la mejor protección contra el sol. Unas gafas de sol que ofrezcan una buena cobertura, con un porcentaje de absorción de rayos ultravioleta de un 99% a un 100%, protegen de forma óptima los ojos y el área de piel alrededor de los mismos.

  • Las cremas de protección solar con un factor de protección de factor 15 o más deberán usarse en áreas de la piel expuestas al sol, particularmente cuando la luz solar es intensa. Las personas de piel clara y las que se queman con facilidad deben aplicarse la loción antisolar.Al aplicarse la loción, se deben seguir siempre las instrucciones. Para que ésta sea eficaz, debe aplicarse antes de exponerse al sol, y usarse en todas las áreas de piel expuestas a la luz solar. Muchas lociones antisolares pierden eficacia cuando la persona suda o nada, y deben volverse a aplicar para que ofrezcan el máximo de protección. Se debe usar loción aunque el día esté brumoso o el cielo esté cubierto de nubes ligeras o poco compactas, ya que la luz ultravioleta puede atravesarlas.

  • No se deben usar cabinas bronceadoras . La exposición excesiva a la luz ultravioleta puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de la piel.

TIPOS DE CÁNCER DE PIEL

Existen muchos tipos de cáncer de piel no melanoma, pero hay dos que son los más comunes: el carcinoma basocelular y el carcinoma de células escamosas.

  • El carcinoma basocelular

(Cáncer de células basales): Es un tumor de crecimiento lento. Es muy raro que un cáncer de células basales se extienda a partes distantes del cuerpo. No obstante, si un cáncer de células basales se deja sin tratar, puede extenderse a las áreas cercanas y afectar los huesos, así como otros tejidos de la piel. Después del tratamiento, el carcinoma basocelular puede reaparecer en el mismo lugar de la piel.

  • El carcinoma espinocelular

(Carcinoma de células escamosas): Se desarrolla en las capas superiores de la epidermis, y representa alrededor del 20% de todos los casos de cáncer de la piel. Con frecuencia aparece en áreas del cuerpo expuestas al sol, tales como la cara, las orejas, el cuello, los labios y el dorso de las manos. También se puede desarrollar en cicatrices o úlceras de la piel en otras partes del cuerpo.

Otros tipos de cáncer de piel no melanoma, menos comunes que los anteriores son:

  • El sarcoma de Kaposi

Se origina en la dermis, pero también puede formarse en los órganos internos. Suele desarrollarse en personas afectadas por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), o que sufren el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

  • Linfoma

La dermis contiene un número considerable de linfocitos (un tipo de células del sistema inmunológico). Cuando éstos se vuelven malignos, forman el linfoma. Aunque la mayoría de estos tipos de cáncer parecen originarse en los gánglios linfáticos o en los órganos internos, existen ciertos tipos de linfoma que se originan en la piel. El término médico “linfoma cutáneo primario” significa “linfoma que se ha originado en la piel”. El tipo de linfoma cutáneo primario más común es el linfoma cutáneo de células T, también llamado micosis fungoide.

  • Los Sarcomas

Se desarrollan a partir de las células del tejido conectivo, por lo general en tejidos que se encuentran a gran profundidad debajo de la piel. Con mucha menos frecuencia, éstos pueden producirse en la dermis y el tejido subcutáneo de la piel. Existen varios tipos de sarcoma que pueden desarrollarse en la piel, incluyendo el dermatofibrosarcoma protuberans y el angiosarcoma.

  • El carcinoma de células de Merkel

Se desarrolla a partir de las células endocrinas de la piel. A menudo reaparecen después del tratamiento y se extienden a los ganglios linfáticos cercanos. También pueden propagarse a los órganos internos.

También existen los tumores benignos de la piel, la mayoría de los cuales no son cancerosos, y sólo en contadas ocasiones llegan a convertirse en cáncer. Entre estos tumores se encuentran la mayoría de los tipos de lunares, las queratosis seborreicas (manchas con relieve, de color marrón, café o negro con una textura “cerosa” o una superficie áspera), los hemangiomas (tumores benignos de los vasos sanguíneos), los lipomas (tumores blandos de las células adiposas benignas) y las verrugas (tumores de superficie áspera causados por un virus).

Enfermedades Precancerosas

  • La queratosis actínica. Es una condición precancerosa de la piel causada por la exposición a los rayos solares. Son pequeñas manchas ásperas que pueden ser de color rojo, rosado o del color de la piel. Suelen desarrollarse en la cara, las orejas, el dorso de las manos y los brazos de personas de edad mediana o mayores que tienen la piel clara, aunque también pueden aparecer en otras áreas de la piel expuestas al sol.Generalmente, las personas que tengan una queratosis actínica desarrollarán muchas más. Suelen crecen lentamente y no causan más síntomas o signos que las manchas de la piel. Es posible, pero no común, que las queratosis actínicas se conviertan en cáncer de células escamosas. También con frecuencia desaparecen por sí solas, pero pueden volver a aparecer.

  • El carcinoma de células escamosas in situ o Enfermedad de Bowen : Es la forma más precoz del cáncer de piel de células escamosas. Las células de este cáncer se encuentran completamente dentro de la epidermis, y no se han extendido a la dermis. Se manifiesta en forma de manchas rojizas. Comparada con las queratosis actínicas, las manchas del carcinoma de células escamosas in situ suelen ser mayores, a menudo de más de ½ centímetro, de un rojo más intenso y son más escamosas y ásperas.

DIAGNÓSTICOS

Si existe algún motivo para sospechar que existe un cáncer de la piel, el médico empleará uno o más métodos para determinar si la enfermedad se encuentra realmente presente. El médico observará el tamaño, la forma, el color y la textura del área en cuestión, y si ésta sangra o se descama.

Se examinará el resto del cuerpo para ver si tiene manchas o lunares que puedan estar relacionados con el cáncer de la piel. Es posible que sea necesario hacer otras preguntas u otros exámenes, dependiendo de su estado de salud, en particular.

Si el médico piensa que un área pudiera presentar un cáncer de la piel no melanoma, éste tomará una muestra de piel del área sospechosa para examinarla con un microscopio. Esto se llama una biopsia de piel. Para hacer esta prueba pueden utilizarse diferentes métodos. El método elegido depende del tipo de cáncer de la piel no melanoma, de la localización del mismo en el cuerpo y del tamaño del área afectada.

TRATAMIENTOS

La extirpación es el tratamiento más común de este tipo de lesiones, que puede completarse con la llamada cirugía de Mohs dependiendo de la localización o si la mancha tiene un tamaño considerable.

  • La escisión simple consiste en la extirpación del tumor y parte del tejido que lo rodea.

  • Cirugía de Mohs: Se elimina la capa de la piel afectada por el cáncer y más tarde extrae el tejido de alrededor comparando ambos mediante pruebas en el microscopio.

  • Criocirugía: Mediante nitrógeno líquido se congelan y destruyen las células cancerosas.

  • Cirugía mediante láser: Se utiliza en carcinomas muy superficiales sobre los que se aplica el rayo láser para vaporizar las células cancerosas.

  • Electrocirugía: el tumor se extrae raspando el tejido, y después se trata la zona donde se encontraba la mancha con una aguja eléctrica para destruir las células cancerosas que queden.

  • Quimioterapia: El medicamento que más frecuentemente se utiliza es el fluoracilo, que usado deforma tópica llega a las células más cercanas de la superficie de la piel por lo que se utilizará sólo para las condiciones premalignas. Este medicamento enrojece la zona donde se aplica, y la hace más sensible al sol, por lo que habrá que protegerla durante unas semanas del sol.

  • Radioterapia: Consiste en el empleo de como rayos X, para destruir las células cancerosas. El tratamiento dura unos minutos y no es doloroso sino que es algo parecido a una radiografía sólo que la radiación es mayor y está concentrada en la zona afectada. Se utiliza en aquellos pacientes que no pueden someterse a cirugía, como personas de edad muy avanzada pueden tener problemas para ser intervenidos quirúrgicamente. Este tratamiento puede curar aquellos tipos de cáncer que se encuentre en estadios bajos. También puede utilizarse como complemento a la cirugía.

Fuente: http://www.dmedicina.com/enfermedades/cancer/cancer-piel

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]
Una-dieta-saludable-y-bien-balanceada-te-asegura-una-buena-nutrición-y-buena-salud…

La alimentación puede ser una clave para ser feliz

Algunas sustancias y nutrientes son capaces de actuar y mejorar el estado de humor, con esto usted puede decir adiós a la ansiedad y al estrés. Esto es debido a que algunos alimentos contienen nutrientes capaces de modular las sustancias que participan en la producción de las hormonas del  bienestar como la serotonina, la dopamina y noradrenalina. El intestino es otro protagonista en este asunto, ya que es el órgano responsable de aproximadamente el 90% de la producción de serotonina y ahí es donde los nutrientes son absorbidos. Si no está funcionando bien, puede haber deficiencias de zinc, selenio, magnesio, calcio, fibras solubles y el desequilibrio de la flora intestinal, contribuyendo aún más al malhumor.

Otra que tiene un rol  súper importante es la insulina, pues que favorece  a la captación de triptófano (un aminoácido precursor de la serotonina) por las neuronas. Por lo tanto, es esencial prestar atención también a la calidad de los carbohidratos consumidos.  Los refinados como el azúcar y la harina blanca causan un rápido incremento en la concentración de glucosa en la sangre y la alta liberación de insulina con una caída brusca poco después.

Cuando hay  ingestión de carbohidratos  complejos, ocurre la liberación gradual de la insulina  por lo tanto aumenta la disponibilidad y la captación de triptófano en la corriente sanguínea, contribuyendo a mejorar el estado de ánimo. Y no se olvide de comer cada tres horas, porque quedarse mucho tiempo sin comer reduce los niveles de glucosa en la sangre y afecta negativamente el humor.

Acierte en el menú

Conoce algunos alimentos y sustancias que te ayudaran a sentirte bien con la vida. 
•    Theanine, del té verde: ayuda a disminuir el estrés;
•    La fosfatidilserina está presente en los pescados, las verduras de hoja verde oscuro, la soja y el arroz: una sustancia esencial para el buen funcionamiento de las células neuronales;
•    Palta y semillas oleaginosas: además de ser una fuente de omega 3, poseen una sustancia que ayuda a regular los niveles de cortisol (hormona del estrés);
•    Vitamina C: un potente antioxidante con efectos incluso en la modulación del cortisol;
•    Leche y derivados:  productos a base de soja, avena, pescados y mariscos, aves, carnes magras, alimentos integrales (granos, galletitas y pastas);
•     Ácido fólico: estimula la liberación de serotonina y puede ser encontrado en carnes, las verduras de hoja verde oscuro, frijoles, guisantes/judías y lentejas, naranjas y huevos;
•    Selenio, nutriente óptimo para el cerebro: presente en las castañas de Brasil, mariscos, aves, carnes rojas, avena, arroz integral, hongos, las avellanas y las almendras.
•    Para una adecuada producción de las “hormonas de la felicidad” y para una mejor tolerancia al estrés es necesario tener una alimentación equilibrada, saludable y realizar  actividad física, evitando exceso de azúcar, carbohidratos refinados, grasas trans y saturadas.

Fuente: http://www.masquebelleza.com.co/Secciones/Salud-y-Belleza/El-buen-humor-puede-estar-en-lo-que-come.aspx

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]