vacaciones_piel_800x669

La piel después de vacaciones

Al llegar de vacaciones la piel se muestra seca y deshidratada, sobre todo si se ha abusado del sol, los baños y el aire libre sin los cuidados adecuados.

S.O.S: ¡Me falta agua!

La piel deshidratada es aquella que pierde agua de forma excesiva. La piel seca tiene menor cantidad de lípidos y, debido a esto, también pierde agua, por lo que a la vuelta del verano, hablaríamos de una piel seca y deshidratada. Esto puede ocurrir en cualquier tipo de piel (grasa, mixta o seca) y es muy frecuente tras las vacaciones estivales, sobre todo si se ha abusado del sol, los baños y el aire libre.

La deshidratación se manifiesta de distintas formas:

– Falta de suavidad y elasticidad.

– Falta de luminosidad, piel apagada.

– Falta de confort, piel tirante, rugosa y a veces descamada. Aparecen «arrugas de deshidratación», sobre todo en los pómulos y el contorno de ojos.

El nivel de humedad, las temperaturas extremas (tanto altas como bajas), el viento, el sol, la radiación UV, son responsables de la deshidratación de la piel. Todos son factores que favorecen la evaporación de agua y por tanto una piel deshidratada.

El contacto prolongado o repetido con agua debido a una higiene excesiva o a los baños sobre todo en piscinas con cloro, etc. puede conducir también a la deshidratación de la piel. El uso de jabones no adaptados a las condiciones fisiológicas de la piel o elementos abrasivos (exfoliantes agresivos), algunos medicamentos (retinoides, corticoesteroides) o el padecimiento de alguna dermatosis como el ezcema, pueden ser también una causa.

Trucos para rehidratar la piel

Para tratar la piel deshidratada y evitar que los síntomas se agraven, es importante seguir una rutina adecuada, que habitualmente deja de practicarse durante el verano, tanto durante el mismo como a la vuelta:

– Eliminar el maquillaje suavemente para evitar que la piel se vuelva aún más frágil.

– Aplicar una hidratante todos los días, para mantener un nivel adecuado de hidratación y restablecer la función barrera de la capa córnea. La radiación solar también deshidrata la piel, por lo que la hidratante de la mañana debe tener protector solar o se puede poner la crema hidratante y, a continuación, un protector solar (durante todo el año).

– Hay que elegir una textura adecuada a cada tipo de piel, la estación del año o el clima en el que se encuentre. Ante la duda, lo mejor es consultar a su dermatólogo.

– Se deben combinar cuatro tipos de ingredientes activos en los productos de cuidado y limpieza de la piel para restaurar su equilibrio:

1. Sustancias de acción higroscópica: retienen el agua presente en una emulsión de una forma más duradera y válida. Las sustancias mas usadas para esto son la glicerina, el sorbitol y el propilenglicol.

2. Sustancias de interacción química: favorecen la unión del agua a las proteínas de la membrana celular y son capaces de retener el agua dentro de las células del estrato córneo (la capa mas superficial de la piel). Son la urea y los alfahidroxiácidos, sobre todo el ácido láctico.

3. Sustancias oclusivas: impiden la evaporación del agua. La vaselina, lanolina, escualeno, cera de abeja, etc.

4. Otras sustancia activas utilizadas como hidratantes en dermocosmética: Colágeno, ácido hialurónico, ceramidas, vitaminas (B, A, carotenos, E, C, H y D).

Con respecto a la hidratación facial existen dos fórmulas básicas:

– Las emulsiones de aceite en agua, que se utilizan para las hidratantes de día más ligeras. Suelen estar compuestas por aceites minerales, propilenglicol y agua.

– Las emulsiones de agua en aceite, para las cremas de uso nocturno o “reestructurantes” faciales. Lo que suelen llamar algunas firmas cosméticas “cremas nutritivas”. Se componen de aceites minerales, alcohol de lanolina, vaselina y agua.

Las cremas para el contorno de ojos son cremas nocturnas a las que se elimina alguno de los productos que pueden ser más irritantes.

La diferencia entre los diferentes productos reside en la adición de fragancias (perfumes), aceites exóticos, vitaminas (antes mencionadas), productos a base de proteínas o aminoácidos, activadores de la síntesis de colágeno y otras sustancias con diferente actividad así como la adición o no de factores de protección solar.

Las manchas, efecto secundario directo

Al terminar el verano, algunas pieles presentan algunas manchas, habitualmente oscuras. En estos casos es aconsejable utilizar geles o cremas despigmentantes con sustancias como la hidroquinona, la arbutina, el ácido kójico, etc. Las cremas que contienen vitamina C, también “iluminan” más la piel.

Lo ideal es que las cremas que se utilicen después del verano tenga alguna sustancia exfoliante que ayude a desprender las células muertas de la capa más superficial de la piel, que por acción del sol son más numerosas en esa época.

Apúntate a un tratamiento estético

Además de una correcta hidratación con las cremas adecuadas, el dermatólogo podrá recomendar otros tratamientos, dependiendo del estado en que se encuentre la piel, como las mascarillas exfoliantes y/o despigmentantes, la realización de peelings más o menos superficiales o medios, y otros métodos con actividad “anti-aging” o antienvejecimiento como la radiofrecuencia, los factores de crecimiento, botox, láser, etc, así como el consumo de “nutricosmética” (cápsulas con antioxidantes y con productos con una ligera actividad antiinflamatoria, que combaten el proceso de envejecimiento celular).

El pelo también sufre

Con respecto al cabello, que también se deteriora con facilidad durante el verano, sobre todo si está teñido, con mechas, “permanente” o se ha abusado de la plancha, es aconsejable hacer al llegar la rutina, un corte para eliminar las puntas abiertas, retrasar el retoque del color y utilizar “mascarillas regeneradoras” que faciliten el peinado y recubran la parte externa del tallo piloso que suele estar dañado por el sol y las manipulaciones que se hacen con los peinados: colas de caballo, trenzas o recogidos.

Fuente: http://aedv.es/comunicacion/notas-de-prensa/la-piel-y-su-sindrome-post-vacacional/

Fuente: http://revistadiners.com.co/wp-content/uploads/2015/03/vacaciones_piel_800x669.jpg

surcos-nasogenianos-arrugas

Lineas de expresión y arrugas

En la cara comienzan a aparecer líneas, pliegues, surcos o arrugas a lo largo del tiempo debidas entre otras causas a la pérdida de tono muscular. Estas líneas faciales pueden ser de tres tipos: líneas estáticas u ortoestáticas (aquellas que vienen marcadas del nacimiento y que corresponden a los pliegues naturales de flexión y extensión –codo, muñeca, cuello, etc–.), las líneas dinámicas o de expresión (aquellas que comienzan a aparecer  alrededor de los 25 años) y las líneas gravitatorias (aquellas que aparecen a partir de los 40 años).

Dentro de las líneas dinámicas o de expresión, el tono muscular es de vital importancia. Los músculos cutáneos, según la orientación de sus fibras, establecen líneas de fuerza que indican la dirección del deslizamiento cutáneo. Las arrugas de expresión que más se destacan son las arrugas del ángulo externo del orbicular de los ojos, llamadas “patas de gallo” (que se acentúan al reír), las arrugas horizontales de la frente, las arrugas verticales interciliares que forman los pliegues del entrecejo, las arrugas circunmorales (perioral, alrededor de la boca) o periorales y las líneas marcadas del “rictus” (que se marcan más al hablar).

Fuente: http://www.efisioterapia.net/articulos/fisioestetica-vitalterm/tratamientos-faciales/lineas-de-expresion-y-arrugas

Fuente:http://elvenezolanonews.com/wp-content/uploads/2015/05/surcos-nasogenianos-arrugas.jpg

tipos-piel

¿Cuál es nuestro tipo de piel?

La piel se ha identificado comúnmente como la carta de presentación del ser humano. Algo que corroboran la mayoría de los dermatólogos cuando afirman que la piel es el fiel reflejo de la salud de cada persona.

La contaminación atmosférica, una mala alimentación, el tabaquismo o las temperaturas ambientales extremas suelen ser enemigos íntimos de una piel radiante y fresca. En nuestra mano está evitar que esos factores externos “destruyan” nuestra carta de presentación. Según los dermatólogos, la mejor manera de cuidar nuestra piel es conociéndola a fondo, ya que los productos y tratamientos varían dependiendo de si nuestra piel es normal, mixta, oleosa o seca.

Aunque la asesoría de un buen especialista puede darle información más clara y concreta sobre los cuidados específicos que su piel necesita, la siguiente información puede ayudarle a descubrir como es su piel y cómo tratarla.

Piel normal

Es fácilmente reconocible por estar siempre bien hidratada y tener una textura compacta. Sin embargo, los cambios naturales que experimenta el organismo con el transcurso de los años pueden provocar transformaciones.

  • Cuando la piel es aún joven, se recomiendan ciertos cuidados basados en la aplicación de cremas hidratantes de día, mientras que en la noche se aconseja el uso de cremas suaves para nutrir la piel.
  • Para hidratar es conveniente usar una emulsión o gel a base de vitaminas A, C y E y extracto de Aloe.
  • El uso de cremas antiarrugas es conveniente cuando se tiene una piel madura.
  • Para limpiar este tipo de piel prefiera productos como jabones líquidos (glicerinados más suaves) y lociones suaves. Después aplique un tónico para calmar la piel y ayudar a contraer los poros.

Piel seca

Generalmente tiene poros finos, luce un tanto opaca y es más propensa a agrietarse.

  • Debe evitarse el uso de jabones que incrementen la sequedad.
  • Los desmaquilladores deben ser hidratantes y calmantes.
  • La epidermis seca envejece con mayor rapidez por lo que se debe incluir en la rutina diaria el uso de productos nutritivos y tensores.
  • Para este tipo de piel se requiere hidratantes poderosos pero de textura leve, como gel-crema o crema. Es importante que el producto de día tenga un filtro solar incorporado.
  • Por último, las pieles secas son más propensas a las arrugas. Por eso, no hay que descuidar la hidratación y usar cremas con retinol, ácido glicólico y vitaminas.

Piel grasa

Se tiene este tipo de piel cuando las glándulas sebáceas producen grasa en exceso, lo que ocasiona la obstrucción de los poros. La ventaja de este tipo de piel es que envejece con mayor lentitud. Sin embargo, requiere de una higiene escrupulosa además de un tratamiento permanente de hidratación.

  • La exfoliación y el uso de mascarillas purificantes son excelentes agentes de control. No es conveniente utilizar productos con fórmulas aceitosas.
  • La limpieza de esta piel debe realizarse como máximo entre 2  veces al día, usando para ello jabones líquidos o en barra (glicerinados). No lave su rostro en exceso porque eso termina por aumentar la oleosidad de la piel.
  • Para hidratar, evite los productos cremosos o grasos. Opte en cambio por hidratantes en forma de gel  y también por productos a base de vitamina A, C y E.
  • Se recomienda que, para el tratamiento antiarrugas, se utilicen productos en forma de gel y jamás cremas.

Piel mixta

Por su parte, en el caso de las pieles mixtas, seaconseja usar productos específicos para piel oleosa a la hora de la limpieza, por ejemplo, jabones de limpieza profunda y astringentes. Para hidratar y protegerse del sol son convenientes los productos específicos para pieles normales.

Fuente: http://www.puntovital.cl/estetica/corporal/piel.htm

Post_eleccionprotectorsolar

¿Qué son los fototipos de piel y qué FPS debo usar?

El fototipo es la capacidad que tiene la piel de las personas para adaptarse al sol y asimilar las radiaciones solares. Está dado por una serie de características físicas (como el color de ojos, cabello y piel) y determina, por un lado, la capacidad de bronceado de la piel y, por el otro, el correcto factor de protección solar que cada uno debería utilizar.

El fototipo es la capacidad que tiene la piel de las personas para adaptarse al sol y asimilar las radiaciones solares. Está dado por una serie de características físicas (como el color de ojos, cabello y piel) y determina, por un lado, la capacidad de bronceado de la piel y, por el otro, el correcto factor de protección solar que cada uno debería utilizar.

Existen 6 fototipos y se clasifican de la siguiente forma:

Fototipo 1: corresponde a las personas con piel muy blanca, ojos azules y pecas. Quienes tengan este fototipo deberían utilizar un FPS (factor de protección solar) 65, ya que por el tipo de piel requiere una protección muy alta.

Fototipo 2: es el que tienen las personas de piel clara, ojos azules o claros, y pelo rubio o pelirrojo. Para ellos, el FPS indicado sería entre 45 y 35. Al exponerse al sol se les puede inflamar la piel, volverse colorada, y descamarse.

Fototipo 3: las personas cuya piel es blanca, y sus ojos y pelo claros, poseen este fototipo. Deberían utilizar factor de protección solar entre 40 y 30 porque se queman fácilmente y tienen una ligera pigmentación.

Fototipo 4: su piel, sus ojos y su pelo son marrones. Se quema moderadamente y se pigmenta con bastante facilidad. Para ellos el FPS debería ser entre 20 y 25.

Fototipo 5: este fototipo corresponde a las personas con piel morena. Se pigmentan con facilidad y deberían utilizar un FPS 15.

Fototipo 6: las personas con piel, ojos y pelo oscuro llevan este fototipo. Si bien el FPS que necesitan es moderado, también necesitan proteger su piel. Para ellos, lo indicado sería utilizar un FPS 8 o 10.

Fuente:http://www.dermaglos.com/protector-solar/articulos-proteccion-solar/articulo/que-son-los-fototipos-y-que-fps-debo-usar_111.aspx

FIYJWFRFMEGA2U7.MEDIUM

Luz infrarroja (IRA)

Los efectos adversos de la radiación solar sobre nuestra piel son bien conocidos. La culpa siempre es de los rayos ultravioletas (UVA y UVB). Para disminuir sus efectos usamos fotoprotectores y evitamos tomar el sol en exceso. Pero los rayos infrarrojos del sol también llegan a las capas más profundas de la piel.

 

La luz solar está compuesta por rayos ultravioleta (7%), por luz visible (38%) y por rayos infrarrojos (IR), que representan la fracción más considerable, un 54% del total. Según su longitud de onda, la radiación infrarroja se clasifica en tres tipos: IRA, IRB e IRC. Tanto los rayos UV como la luz visible son atenuados por la melanina, sustancia dérmica que se encuentra en las capas más superficiales de la piel; no ocurre lo mismo con los rayos IRA, que pueden atravesarla hasta alcanzar las capas interiores.

 

¿Nos afectan los rayos infrarrojos?

Tradicionalmente se había ignorado cualquier afecto adverso de la radiación infrarroja sobre la salud. Pero los rayos IRA inducen calor sobre nuestra piel, llegando a superarse los 40ºC en algunos momentos. Estudios evaluados por World Journal of Dermatology evidencian que una exposición normal a los rayos IRA estimula la producción de colágeno y elastina, pero su exceso puede causar alteraciones cutáneas parecidas a los efectos de los rayos UV: inflamación, fotoenvejecimiento prematuro o incluso cáncer.

 

Además, el exceso de radiación infrarroja afecta a diversos mecanismos bioquímicos produciendo tipos reactivos de oxígeno, conocidos como ROS, y alterando el equilibro del colágeno.

 

Pero, atención, no sólo recibimos rayos IRA procedentes de la radiación solar; también muchos aparatos electrónicos, como los ordenadores, emiten rayos infrarrojos.

 

¿Podemos protegernos de los rayos IRA?

Los protectores solares utilizados contra los rayos UV no son eficaces para proteger nuestra piel de la radiación infrarroja. Actualmente no hay disponible en el mercado ninguna sustancia química específica o filtro solar que consiga frenar la acción de los IRA; en todo caso, los compuestos disponibles deben aún probar su efectividad.

 

Una posible solución

Aunque existe cierta controversia al respecto, un enfoque alternativo para la fotoprotección contra los rayos IRA es la aplicación de cremas que contienen antioxidantes, como por ejemplo el galato de epigalocatequina (presente en extractos de semilla de uva y extractos de té), la vitamina C, la vitamina E y los derivados de la coenzima Q10.

 

Según el profesor Jean Krutman, la aplicación tópica de tales antioxidantes antes de recibir radiación infrarroja disminuiría los daños causados en la piel. Actualmente algunas firmas comerciales ya añaden a las cremas solares activos antioxidantes para frenar la acción de los rayos infrarrojos, pero faltan más estudios que avalen definitivamente su eficacia.

 

Otra forma de prevención frente los efectos de los rayos IRA podría ser la ingesta de antioxidantes. Estudios publicados en ISRN Dermatology demostrarían que ciertas dosis de antioxidantes administradas por vía oral frenarían el daño causado por la radiación solar.

 

Visto lo que la ciencia va desvelando, no cabe duda de que la mejor manera de mantener nuestra piel sana es hacer lo que siempre se ha hecho desde la antigüedad: protegerla evitando el exceso de radiación solar directa.

Fuente: http://www.elblogdelapielsana.org/protecting-the-skin-from-infrared-radiation/

Fuente: http://cdn.instructables.com/FIY/JWFR/FMEGA2U7/FIYJWFRFMEGA2U7.MEDIUM.jpg

[vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

ce_ferulic_large

Ácido ferúlico

Es un antioxidante de origen vegetal que se encuentra, entre otras especies, en las aceitunas y en las moras, que actúa de escudo protector e inhibe los daños en el ADN causados por  los rayos ultravioleta, principales responsables del daño que sufre la piel (envejecimiento prematuro y cáncer de piel). 

Su uso continuo aumenta notablemente el grado de protección que ofrecen los filtros solares a la hora de prevenir el envejecimiento. Y, aplicado tras la exposición solar, acelera la recuperación de la piel. 

El ácido ferúlico protege toda la estructura dérmica, que es donde se ubican el colágeno y la elastina, así como los capilares.

Fuente: http://www.ar-revista.com/belleza/cara-y-cuerpo/acidos-a-favor-de-tu-piel/acido-ferulico-protege

Fuente: http://www.skinceuticals.co.uk/site/pages/showImage.aspx?ImageId=3563&mode=0

[vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

actinic-keratosis-face

Queratosis actínica o lesiones premalignas

Es una pequeña área elevada y áspera que se encuentra en partes de la piel que han estado expuestas al sol durante mucho tiempo.

Algunas queratosis actínicas pueden transformarse en un tipo de cáncer de piel.

Causas

La queratosis actínica es causada por la exposición a la luz solar.

Usted es más propenso a desarrollar esto si: 

  • Tiene piel clara, ojos azules o verdes o cabello rojo o rubio.
  • Se sometió a un trasplante de riñón o de otro órgano.
  • Toma medicamentos que inhiben el sistema inmunitario.
  • Pasa mucho tiempo cada día al sol (por ejemplo, si trabaja al aire libre).
  • Tuvo quemaduras solares graves y múltiples a comienzos de la vida.
  • Es una persona mayor.

Síntomas

Las queratosis actínicas generalmente se encuentran en la cara, el cuero cabelludo, el dorso de las manos, el pecho o lugares que a menudo están expuestos al sol.

  • Los cambios en la piel comienzan como áreas planas y escamosas. Con frecuencia, tienen una «escama» amarilla o blanca en la parte superior.
  • Los tumores pueden ser de color gris, rosado, rojo o del mismo color de la piel. Posteriormente, pueden volverse duros, verrugosos o arenosos y ásperos. 
  • Las áreas pueden ser más fáciles de sentir que de ver.

Pruebas y exámenes

El médico o el personal de enfermería examinarán la piel para diagnosticar esta afección. Se puede tomar una biopsia de piel para ver si es cáncer.

Tratamiento

Algunas queratosis actínicas se convierten en cáncer de piel escamocelular. Procure que un médico le examine todos los tumores cutáneos tan pronto como los encuentre. Este profesional le dirá cómo tratarlos.

Los tumores o neoplasias se pueden extirpar por medio de:

  • Quemado (electrocauterización).
  • Raspado de la lesión y uso de la electricidad para destruir cualquier célula remanente (llamado legrado y electrodesecación).
  • Extirpación del tumor y suturas para colocar la piel de nuevo (llamado escisión).
  • Congelación (crioterapia, que congela y destruye las células).

Si tiene muchos de estos tumores cutáneos, el médico puede recomendar: 

  • Un tratamiento con láser llamado terapia fotodinámica.
  • Exfoliación de la piel.
  • Cremas para la piel, como 5-fluorouracilo (5-FU) e imiquimod.

Expectativas (pronóstico)

Un pequeño número de estos tumores cutáneos se transforman en un tipo de cáncer de piel llamado carcinoma escamocelular.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si observa o siente un punto áspero o descamativo en la piel o si nota cualquier otro cambio cutáneo. 

Prevención

La mejor manera de reducir el riesgo de la queratosis actínica y del cáncer de piel es aprender a proteger la piel del sol y de los rayos ultravioletas (UV)

Las medidas que se pueden tomar para reducir la exposición a la luz solar abarcan. 

  • Use ropa protectora, como sombreros, camisas de manga larga, faldas o pantalones largos.
  • Trate de evitar la exposición al sol durante el mediodía, cuando la luz ultravioleta es más intensa.
  • Use protectores solares de alta calidad, preferiblemente con un factor de protección solar (FPS) de por lo menos 15. Escoja un protector que bloquee tanto la luz tipo UVA como la tipo UVB.
  • Aplique protectores solares antes de salir al sol y vuelva a aplicarlos frecuentemente.
  • Use protectores solares durante todo el año, incluso en invierno.
  • Evite las lámparas solares, las cámaras bronceadoras y las salas de bronceado.

Otras detalles para tener en cuenta con respecto a la exposición al sol: 

  • La exposición al sol es más fuerte en o cerca de las superficies que reflejan la luz, como el agua, la arena, el concreto y las áreas pintadas de blanco.
  • La exposición al sol es más intensa a comienzos del verano.
  • La piel se quema más rápidamente a mayores altitudes.

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000827.htm

Fuente: http://medicarteoncologia.com/wp-content/uploads/2014/03/actinic-keratosis-face.jpg

[vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

 

vitiligo

Vitiligo

Es una enfermedad cutánea en la cual hay una pérdida del color (pigmento) café de áreas de piel, ocasionando parches blancos e irregulares que se sienten como piel normal.

Causas

El vitiligo parece ocurrir cuando las células inmunitarias destruyen las células que producen el pigmento de color café (melanocitos). Se piensa que esta destrucción se debe a un problema inmunitario, pero la causa se desconoce.

El vitiligo puede aparecer a cualquier edad. Hay un aumento de la proporción de esta afección en algunas familias. El trastorno afecta a aproximadamente 1 de cada 100 personas en los Estados Unidos.

El vitiligo está asociado con otras tres enfermedades autoinmunitarias:

  • Enfermedad de Addison
  • Hipertiroidismo
  • Anemia perniciosa

Síntomas

Áreas planas de piel que se sienten normales y sin ningún pigmento aparecen de manera repentina o gradual. Éstas tienen un borde más oscuro. Los bordes están bien definidos pero son irregulares.

El vitiligo con mayor frecuencia afecta la cara, los codos y las rodillas, las manos y los pies, al igual que los genitales. Asimismo, afecta a ambos lados del cuerpo por igual.

El vitiligo es más notorio en las personas de piel oscura debido al contraste de los parches blancos frente a la piel oscura.

No se presenta ningún otro cambio cutáneo.

Pruebas y exámenes

El médico puede generalmente examinar la piel para confirmar el diagnóstico.

Algunas veces, puede usar una lámpara de Wood. Se trata de una luz ultravioleta manual que hace que las áreas de piel con menos pigmento luzcan de color blanco brillante.

En algunos casos, puede ser necesaria una biopsia de piel para descartar otras posibles causas de la pérdida de pigmentación. El médico también puede ordenar exámenes de sangre para verificar los niveles de la hormona tiroidea u otras hormonas, al igual que los niveles de vitamina B12.

Tratamiento

El vitiligo es difícil de tratar y dentro de las opciones de tratamiento iniciales están las siguientes:

  • Fototerapia, un procedimiento en el cual la piel se expone cuidadosamente a la luz ultravioleta. La fototerapia se puede administrar sola o después de que usted se toma un fármaco que hace que su piel sea sensible a la luz. Este tratamiento lo realiza un dermatólogo.
  • Medicamentos aplicados a la piel, tales como:
    • cremas o ungüentos corticosteroides
    • cremas o ungüentos inmunodepresores como pimecrolimus (Elidel) y tracolimus (Protopic)
    • fármacos tópicos como metoxaleno (Oxsoralen)

Se pueden hacer injertos de piel o retirar la piel de áreas pigmentadas normalmente y colocarla en áreas que presenten pérdida del pigmento.

Algunos maquillajes encubridores o tintes para la piel pueden disimular el vitiligo. Pregúntele al médico por el nombre de estos productos.

En casos extremos, cuando la mayor parte del cuerpo resulta afectada, la piel pigmentada que queda se puede despigmentar. Se trata de un cambio permanente que se utiliza como un último recurso.

Es importante recordar que la piel despigmentada está en mayor riesgo del daño causado por el sol. Asegúrese de aplicarse un bloqueador o filtro solar de amplio espectro (UVA y UVB) con FPS alto y utilizar protección adecuada contra la exposición al sol.

Expectativas (pronóstico)

El curso del vitiligo varía y es impredecible. Algunas de las áreas pueden recuperar su pigmentación (color), pero es posible que aparezcan nuevas áreas afectadas. La piel que se vuelve a pigmentar puede ser ligeramente más clara o más oscura que la piel circundante. La pérdida de la pigmentación puede empeorar con el tiempo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si se presentan áreas de piel que pierden su coloración sin ninguna razón (por ejemplo, no hubo una lesión en la piel).

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000831.htm

Fuente: http://36.media.tumblr.com/0851fefb2b87ec80765815708371e540/tumblr_n4ywsnzmjh1qf6rvbo1_540.jpg

 [vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

vello

Exceso de vello en la mujer

La cantidad normal de vello corporal para las mujeres varía. La mayoría de las veces, una mujer tendrá únicamente vello fino o pelusa de durazno, en los labios, el mentón, el pecho, el abdomen o la espalda. Si usted tiene vellos gruesos y oscuros en estas áreas, la afección se denomina hirsutismo. Este crecimiento de cabello es más típico de los hombres.

Causas

Las mujeres normalmente producen niveles bajos de hormonas masculinas (andrógenos). Usted puede tener crecimiento de vello indeseable si su cuerpo produce demasiado de esta hormona.

En la mayoría de los casos, la causa exacta nunca se identifica. En general, el hirsutismo es inofensivo y tiende a ser hereditario. Sin embargo, a muchas mujeres les parece molesto o incluso vergonzoso.

Una causa común de hirsutismo es el síndrome de ovario poliquístico  (SOPQ). Las mujeres con este síndrome y otras afecciones hormonales que causan crecimiento de vello indeseable también pueden tener acné, problemas con los períodos menstruales, problema para bajar de peso y diabetes. Si estos síntomas empiezan repentinamente, usted puede tener un tumor que secrete hormonas masculinas.

Otras causas infrecuentes de crecimiento de vello indeseable son:

  • Tumor o cáncer de las glándulas suprarrenales
  • Tumor o cáncer de ovario
  • Síndrome de Cushing 
  • Hiperplasia suprarrenal congénita 
  • Hipertecosis (una afección en la cual los ovarios producen demasiadas hormonas masculinas)
  • Uso de ciertos medicamentos como testosterona, danazol, esteroides anabólicos, glucocorticoides, ciclosporina, minoxidil, fenitoína

En muy pocas ocasiones, una mujer con hirsutismo tendrá niveles normales de hormonas masculinas, y la causa específica del crecimiento de vello indeseable no se puede identificar.

Cuidados en el hogar

El hirsutismo generalmente es un problema crónico. Hay muchas maneras de eliminar o tratar el vello indeseable. Algunos efectos del tratamiento duran más tiempo que otros.

  • La pérdida de peso en mujeres con sobrepeso puede reducir el crecimiento del vello.
  • Aclararse el cabello o hacerse iluminaciones pueden hacerlo menos notorio.

Las opciones temporales para la eliminación del vello abarcan:

  • Afeitarse no provoca que crezca más vello, pero el vello puede lucir más grueso.
  • Depilarse o arrancarse el vello con cera es bastante seguro y económico; sin embargo, puede ser doloroso y hay un riesgo de cicatrización, inflamación y oscurecimiento de la piel.
  • Se puede usar químicos, pero la mayoría tiene mal olor.

Las opciones permanentes para la eliminación del vello:

La eliminación del vello con láser apunta al color oscuro (melanina) en los cabellos. Este método es mejor si se necesita tratar un área muy grande y sólo si el vello es particularmente oscuro (no funciona en vello rojo o rubio).

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • El vello crece rápidamente.
  • Usted también tiene rasgos masculinos tales como acné, engrosamiento de la voz, incremento de la masa muscular y disminución del tamaño de las mamas.
  • Le preocupa que un medicamento pueda estar empeorando el crecimiento de vello indeseable.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico llevará a cabo un examen físico y se puede hacer un examen pélvico. Le harán preguntas acerca de la historia clínica y los síntomas como:

  • ¿Otros miembros de la familia también presentan cantidades excesivas de vello?
  • ¿Qué medicamentos se están tomando?
  • ¿Ha tenido períodos menstruales regulares?
  • ¿Está embarazada?
  • ¿Presenta aumento en la masa muscular, acné o mamas de tamaño reducido?
  • ¿Cuándo notó por primera vez estos síntomas?

Se pueden hacer exámenes de sangre como:

  • Testosterona
  • Sulfato de deshidroepiandrosterona (SDHA)
  • Hormona luteinizante (HL)
  • Hormona foliculoestimulante (FSH)
  • Prolactina
  • 17-hidroxiprogesterona

Si se sospecha la existencia de un tumor, se pueden recomendar exámenes radiográficos como una tomografía computarizada o una ecografía.

Los medicamentos u otros tratamientos que el médico le puede recetar abarcan:

  • Píldoras anticonceptivas. Pueden pasar varios meses hasta empezar a notar una diferencia.
  • Se puede ensayar con medicamentos antiandrogénicos como espironolactona si las píldoras anticonceptivas no funcionan. Hay un riesgo de anomalías congénitas si usted queda en embarazo mientras está tomando estos medicamentos.
  • Eliminación del vello usando láser.

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003148.htm

 

 [vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]

 

Cómo comprar productos saludables para la piel

Cómo entender la etiqueta

A veces puede resultar complicado entender qué estamos poniendo sobre nuestra piel, cabello o dientes. Sobre todo porque, más allá de necesitar unas mínimas nociones de química, hemos de desentrañar las ingeniosas denominaciones bajo las cuales algunos fabricantes ocultan las sustancias más “sospechosas”. De ahí que a principios de la década de 1980 la Food and Drug Administration (FDA) estadounidense estableciera las reglas según las cuales han de figurar los ingredientes en las etiquetas de los cosméticos. Esa regla se llama INCI -siglas en inglés de International Nomenclature of Cosmetic Ingredience (Nomenclatura Internacional de Ingredientes en la Cosmética)- y establece que los nombres de las sustancias aparecerán en su forma latina y enumerados según su cantidad en orden descendente. Es decir, que la sustancia más cuantiosa se nombra en primer lugar y la menos cuantiosa en el último. Esta declaración de ingredientes debe ser completa y exhaustiva de tal forma que en ella estén incluidos todos, desde los emulgentes a los conservantes. Se pretendía con ello que el consumidor tuviera así una mínima orientación ya que cuantas más sustancias naturales están enumeradas en los primeros lugares más natural será el producto.

  • Para valorar la calidad de un producto cosmético es necesario leer la etiqueta y asegurarse de que se ha empleado la nomenclatura INCI. Es lo único que le dará información fiable.
  • Hecho esto sepa que un buen producto cosmético no necesita más de 30 ingredientes y, por tanto, se recomienda evitar aquellos que tengan una lista interminable, incluso compuesta a veces por más de 50 sustancias como ocurre con algunas cremas hidratantes. Sólo si en los primeros lugares del listado aparecen sustancias naturales podremos disculpar la presencia de sustancias químicas. Algunas de éstas –básicamente gelificantes o emulgentes- son necesarias para poder mezclar sustancias naturales que no podrían fundirse sin ayuda artificial.
  • Descarte también los productos que prometan las propiedades de “esencias” como la manzana, el melón, la sandía, la fresa, la pera, etc. Estas frutas no contienen aceites y, por tanto, no es posible extraer de ellas aceites esenciales naturales. El aroma de dichos productos no será natural.
  • Desconfíe de los productos que digan contener algo así como “extractos naturales reconstituidos” pues se trata de simples copias del olor o de las propiedades de una planta.
  • Por último, entienda que es lógico que los productos naturales sean considerablemente más caros que los químicos ya que éstos no dependen de factores tan variables como los cultivos, las temperaturas, las sequías, las plagas, etc.

 [vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]