antioxidantes

Antioxidantes

Los antioxidantes son sustancias que pueden proteger sus células de los efectos de los radicales libres. Los radicales libres son moléculas producidas cuando el cuerpo degrada los alimentos o por la exposición ambiental al humo del tabaco y la radiación. Los radicales libres pueden dañar las células y pueden representar un papel importante en las enfermedades cardíacas, el cáncer y otras enfermedades.

Las sustancias antioxidantes incluyen:

  • Beta carotenos
  • Luteína
  • Licopeno
  • Selenio

Vitamina A

 La vitamina A también juega un papel en su:

  • Visión
  • Crecimiento de los huesos
  • Aparato reproductivo
  • Funciones celulares
  • Sistema inmune

La vitamina A se obtiene de las plantas o animales. Buenas fuentes son frutas de colores y verduras. Las fuentes animales incluyen el hígado y la leche entera. La vitamina A también es agregada a algunos alimentos como los cereales.La vitamina A se obtiene de las plantas o animales. Buenas fuentes son frutas de colores y verduras. Las fuentes animales incluyen el hígado y la leche entera. La vitamina A también es agregada a algunos alimentos como los cereales. Los vegetarianos, niños pequeños y alcohólicos quizás necesiten más vitamina A. También pueden necesitar mayor cantidad de esta vitamina personas que padecen ciertas condiciones como enfermedades del hígado, fibrosis quística y enfermedad de Crohn. Pregúntele a su proveedor de salud si usted necesita suplementos de vitamina A.

Vitamina C

 La vitamina C es importante para la piel, los huesos y el tejido conectivo. Promueve la curación y ayuda al cuerpo a absorber el hierro.

La vitamina C viene de las frutas y verduras. Buenas fuentes de esta vitamina incluyen los cítricos, los pimentones rojos y verdes, tomates, brócoli y las verduras de hoja verde. Algunos jugos y cereales tienen vitamina C adicional.

  • Algunas personas necesitan vitamina C extra:
  • Mujeres embarazadas o lactando
  • Fumadores
  • Personas recuperándose de una cirugía
  • Víctimas de quemaduras

Vitamina E

La vitamina E juega un rol importante en el sistema inmune y los procesos metabólicos del cuerpo. Entre las fuentes ricas de vitamina E se encuentran los aceites vegetales, la margarina, las nueces, las semillas y las verduras de hojas. La vitamina E también se encuentra en los cereales. La mayoría de la gente consume suficiente vitamina E a través de la dieta. Las personas que padecen enfermedades tal como trastornos hepáticos, fibrosis quística y enfermedad de Crohn necesitarían más vitamina E.

Los suplementos de vitamina E pueden ser dañinos para las personas que toman anticoagulantes u otros medicamentos. Consulte con su proveedor de salud antes de consumir cualquier suplemento.

Los antioxidantes se encuentran en muchos alimentos. Entre éstos, las frutas y los vegetales, las nueces, los granos y algunas carnes, aves y pescados.

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/antioxidants.html

[vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column]