desmaquillarse

Limpiar el rostro en la noches

Siempre nos preocupamos del cuidado de nuestra piel, de que luzca sana y radiante, así como también nos preocupamos de vernos guapas y nos maquillamos. Sin embargo, muchas olvidan un paso fundamental en el cuidado del cutis: el desmaquillarse. A continuación te contamos la importancia de este hábito y te entregamos algunos trucos para una piel espectacular.

Siempre estamos a tono con las últimas tendencias en maquillaje, máscaras, base, etc., pero ¿qué pasa por las noches, cuando nuestra piel necesita respirar? Muchas olvidamos quitarnos el maquillaje.

El desmaquillado es indispensable para un buen cuidado del cutis, pues así permitimos que la piel se regenere y se oxigene debidamente, pero muchas veces el cansancio del día o la misma pereza, nos aleja de este hábito necesario. Sin embargo, actualmente no hay nada que te impida limpiar tu cutis antes de acostarte, pues la cosmética nos ofrece muchos productos con los cuales fácilmente y en poco tiempo, podemos desmaquillarnos. Por ejemplo, las toallitas desmaquillantes, que las puedes encontrar para distintos tipos de piel, o los discos de algodón impregnados en loción limpiadora. Estos productos además hidratan el cutis y te refrescan.

Consecuencias de dejarse el maquillaje

El no desmaquillarse, tiene directas consecuencias sobre el envejecimiento prematuro de la piel. Al limpiar el cutis, además de liberarlo de la máscara obstructora que es el maquillaje, le permitimos respirar, eliminamos las células muertas, el exceso de grasa y todos los residuos de la contaminación del ambiente que se van acumulando sobre nuestra piel a lo largo del día. Si nos quedamos con el maquillaje, obstruimos los poros de la piel, lo que finalmente promueve la formación de granitos. Así, el desmaquillarnos prolijamente todas las noches, ayuda a evitar el envejecimiento y el deterioro precoz del cutis y ayuda a lucir una piel lisa y flexible.

Cómo desmaquillarse

Pieles secas. En este caso se deben preferir productos desmaquillantes hidratantes y extra-suaves. Una opción son las leches untuosas, los emulsionantes sin enjuague o los aceites desmaquillantes, los cuales te entregan los ácidos grasos esenciales.

Pieles grasas o mixtas. Este tipo de cutis necesita frescura y sobre todo que lo limpien profundamente para liberarlo del exceso de grasa. Por esto, la mejor opción son los productos que se enjuagan o aclaran con agua, especialmente los que son en base a aceites esenciales purificantes. Los geles limpiadores también son una buena idea, inclínate por los no grasos, que tonifican, purifican y suavizan la epidermis.

Tips:

Si no te maquillas mucho, prefiere las aguas micelares, ligeras y transparentes, que limpian y tonifican la piel.

Después de desmaquillarte, aclara tu cara con agua fría nos ayuda a eliminar los rastros de cremas limpiadoras.

Si ocupas maquillaje waterproof, opta por productos desmaquillantes bifásicos, (agua-aceite), esto facilitará el proceso; eso sí retira luego el exceso, porque la piel puede quedar con residuos grasos.

Fuente: http://www.pretenciosas.com/belleza/la-importancia-de-desmaquillarnos.htm

 vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]

piel y estrés

Los efecto del estrés en la piel

 La piel y el sistema nervioso central proceden del mismo tejido celular, la ectodermis, una de las tres capas primitivas que forman el embrión. No es por tanto sorprendente que la piel esté estrechamente vinculada al sistema nervioso. Angustia, estrés, contrariedades o cansancio tienen por tanto repercusiones en la piel.

La acción del estrés sobre la piel

La piel, al igual que el conjunto del organismo, reacciona con intensidad ante el estrés: es objeto de reacciones inflamatorias como el eccema, o la aparición de rojeces y la tez se modifica. Las células de la piel son especialmente sensibles al estrés ya que la mayoría de ellas poseen receptores que responden a las hormonas denominadas “del estrés”. Estas hormonas, que se liberan entonces, provocan una vasoconstricción: el tejido cutáneo está peor nutrido, la cara cambia de color y está más pálida. Después aparecen otros signos: el vello se levanta y las glándulas sudoríparas empiezan a producir sudor, en particular en la frente, las palmas de las manos y las axilas. El cansancio también actúa sobre el aspecto de la piel: aparecen ojeras y rojeces, la piel está más rugosa y pierde luminosidad y frescor.

vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]

laboratorio

Fórmulas Magistrales

 

La fórmula magistral es el medicamento preparado por el químico farmacéutico para un paciente individualizado con el fin  complementar una prescripción médica.
Tradicionalmente, los farmacéuticos habían elaborado artesanalmente los medicamentos para todos los pacientes de forma individualizada, hasta que empezó a desarrollarse a mediados del siglo pasado la industria farmacéutica.

A partir de ese momento, la aparición de las especialidades farmacéuticas fue desplazando poco a poco a las fórmulas magistrales. Gracias al desarrollo industrial, se empezaron a fabricar series de medicamentos iguales, que normalmente tenían que prepararse para muchos pacientes que precisaban las mismas dosis. De esa forma se ganaba también el tiempo que el farmacéutico necesitaba para la preparación manual.

 

2. ¿CUÁNDO SE PRESCRIBEN?

 

Pero la formulación magistral no ha quedado abandonada, porque siempre permite individualizar el medicamento para cada paciente de acuerdo con las dosis que prescriba el médico según cada situación particular. Es una adaptación total del medicamento para aquel enfermo.

En ese sentido, el farmacéutico puede ajustar las dosis exactamente a la prescripción que el médico considera necesaria.

También podrá presentar el medicamento en una forma farmacéutica que facilite una administración más cómoda, por ejemplo jarabes para niños o para adultos cuya enfermedad les pueda reportar dificultad para deglutir.

 

Igualmente, se facilita el tratamiento en pacientes que presenten alguna intolerancia o efectos irritantes debido a algún excipiente o sustancia no medicamentosa que forme parte del preparado comercial, ya que en la personalización del medicamento se puede obviar su inclusión.

En el caso de los medicamentos administrados por vía tópica, debido a algún excipiente o sustancia no medicamentosa que forme parte del preparado comercial, ya que en la personalización del medicamento se puede obviar su inclusión es muy habitual que el dermatólogo prescriba fórmulas magistrales. Quizás sea ésta una de las áreas en las que el médico prescribe en mayor número de ocasiones una fórmula magistral, porque de esa forma puede prescribir los preparados dermatológicos totalmente ajustados a las necesidades de la piel del paciente.

3. ETIQUETAJE

Toda fórmula magistral el farmacéutico la entrega al paciente con el etiquetado adecuado y con información similar a la que contiene el prospecto de una especialidad.
En ella se encuentra descrita su composición, la caducidad del preparado, que normalmente no va más allá de la duración del tratamiento, las condiciones de su administración y todos aquellos datos que puedan ser de interés para el paciente en su utilización posterior.

El farmacéutico, para su preparación, observa en todas las fases las normas de correcta elaboración y control de calidad que garantizan el rigor de los procedimientos que ejecuta.

 

4. RECUERDE

 

  • Una fórmula magistral es un medicamento preparado por el farmacéutico de manera individualizada para un paciente.
  • En enfermedades dermatológicas es muy frecuente que los pacientes precisen la aplicación de fórmulas magistrales.
  • Las fórmulas magistrales se dispensan con información que garantiza su identificación y conservación, así como su uso.

 

Fuente: http://www.farmaceuticonline.com/es/el-medicamento/613-formulas-magistrales?start=3

 

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]
summer_beach_cocktails-1920x1080

¿Cómo me cuido del sol?

El Sol emite una serie de radiaciones que llegan a la Tierra afectando de diferente manera según la intensidad y el tipo de radiación. En el caso concreto de la piel, las radiaciones que más afectan son las ultravioleta, la UVA y la UVB. Una exposición prolongada y sin protección al Sol provoca daños en la piel, algunos visibles y otros invisibles como pueden ser la modificación genética de las células de la piel, la oxidación, los daños en el sistema inmunológico  o el fotoenvejecimiento.

El cuerpo humano tiene una serie de mecanismos de protección frente a esas radiaciones pero, en la mayoría de los casos, las defensas de la piel son insuficientes para protegerla de los daños que puede causar el Sol. Los protectores solares o fotoprotectores existen con el fin de ayudar a la piel en la defensa frente a los rayos UVA y UVB pero, ¿sabemos bien qué son los fotoprotectores, su composición o de qué manera son un aliado de la piel en la protección de la misma?

Un fotoprotector es un producto cosmético compuesto por unos filtros que previenen daños en la piel ante su exposición al Sol. Es importante destacar la palabra previenen en tanto que no lo evitan en su totalidad por lo que debemos ser responsables con el tiempo que permanecemos bajo el Sol. Los filtros que podemos encontrar son de varios tipos: físicos, químicos o biológicos, pero de esto hablaremos más adelante.

Podemos encontrar diferentes tipos y texturas de fotoprotectores que se adaptan mejor a los gustos y necesidades de cada persona. Recordemos que el nivel de protección, la cantidad de producto a utilizar o las repeticiones en la aplicación del protector dependerán de factores como el tipo de piel de cada uno, el lugar que nos encontremos, el tiempo que vayamos a estar expuestos al Sol o de otras características propias de nuestras pieles. No es lo mismo estar en una playa a las 12 de la mañana, durante dos horas y teniendo un fototipo de piel I que dar un paseo por la ciudad en otoño con un fototipo de piel IV.

Entre las diferentes texturas encontramos:

– Geles: son texturas más ligeras que las cremas y no comedogénicas, es decir, exentas de grasas. Permiten una rápida absorción sin dejar residuos blanquecinos. Suelen ser recomendados para pieles normales y grasas.

– Cremas: su mayor contenido en lípidos hace que se trate de una textura más hidratante que los geles. Las podemos encontrar con diferentes consistencias para todo tipo de pieles según el factor de protección que tengan.

– Spray: son texturas más líquidas y de fácil aplicación ya que se trata de emulsiones a modo de loción. Debemos tener en cuenta que será necesario repartir el producto una vez aplicado sobre la piel.

– Maquillaje compacto: más que una textura hablamos de una modalidad de producto ya que se trata de un tipo de maquillaje con protección solar.

– Cápsulas: una vez más tenemos que dejar de hablar de texturas propiamente dichas ya que se trata de una nueva forma de protección solar mediante cápsulas que activan los mecanismos de fotoprotección desde el interior del cuerpo. Son muy recomendables en épocas estivales en combinación con las cremas, geles o sprays, nunca sustitutivas.

A la hora de escoger el fotoprotector más adecuado para nosotros tendremos que tener en cuenta no sólo nuestro tipo de piel sino el índice de protección que ofrecen.

Fuente: http://www.heliocare.es/salud/fotoprotectores-i-mucho-mas-que-una-crema

 

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]

 

Racimos-de-Uvas-Rojas_Fondos-de-Pantalla-de-Frutas

Beneficios de la Uva Roja

Alimento predilecto de los dioses y césares que quizás conocían en profundidad sus bondades, el fruto de la vid fue buscado como fuente de energía por su gran cantidad de azúcares o en el buen vino por su atrapante esencia. En Pilar Navarro Dermatología  analizamos las propiedades de la uva roja.

Comer uvas rojas es muy parecido a engullir caramelos, ya que su dulzura y sabor son únicos y además están repletas de propiedades nutritivas.

Los compuestos fenólicos (antocianostaninos y flavonoides), abundantes en las uvas son responsables de su color y sabor, son poderosos antioxidantes y como tales son antirradicales libres naturales que previenen la causa de enfermedades como el cáncer o las cardiovasculares.

Además son vasodilatadores, y dada su cualidad antioxidante, su consumo también previene la acumulación de sedimentos en las arterias, lo que produce la arteriosclerosis.

Su contenido en fibra lo convierte en un laxante suave para casos de estreñimiento siempre y cuando se coma la uva con su piel y semillas. Para quienes sufren de estómago delicado, lo más conveniente es consumir el zumo de la uva o mosto.

Algunas contraindicaciones están relacionadas a la riqueza en azúcares de las uvas, por lo que las personas con diabetes y exceso de peso pueden consumirlas siempre y cuando controlen la cantidad. Los polifenoles y las sustancias abundantes en las uvas rojas, pueden ocasionar migraña en personas que son propensas a este tipo de males, por lo que en ellas también su consumo debe ser medido.

En el caso de las embarazadas, se recomienda el consumo de uvas rojas sobre todo en los primeros meses de gestación ya que por su contenido de ácido fólico favorece la división y multiplicación celular.

Fuente: http://otramedicina.imujer.com/2011/05/27/propiedades-de-la-uva-roja

 

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]

 

servicios-procedimientos dermatologicos2

Botox®

Pre-consulta. Es importante conocer la trayectoria del doctor en la aplicación del Botox®, ya que este podrá hacerle rejuvenecer las veces que se quiera con este procedimiento durante el resto de la vida. A su vez en la pre-consulta se deben responder todas las dudas o inquietudes que se tengan al respecto, con el fin de asegurar el éxito de la aplicación. El especialista debe tratar de establecer, a su vez, qué es lo que el paciente busca, ya que algunas de las personas que consideran ser pacientes de Botox®, no lo necesitan en realidad. Algunos pacientes piensan que el Botox® es la solución para sus problemas, sin embargo la solución específica puede ser otro tipo de procedimiento de cirugía plástica ó una combinación de los dos. La aplicación de Botox®  es simplemente un procedimiento más, en la amplia gama de formas de rejuvenecer el rostro. Haga saber al especialista todo lo relacionado con su historia clínica, ya que existen varias condiciones bajo las cuales no se debe aplicar el Botox®, o simplemente se debe esperar para su aplicación efectiva.

 También no debe olvidar preguntarle al especialista acerca de las prescripciones médicas y demás que se deben evitar antes del procedimiento. Algunas que causan cambios en la sangre y deberán suspenderse 1 o 2 semanas antes. Estas incluyen:
  • Aspirina
  • Ibuprofen y otras antiinflamatorias
  • Warfarina
  • Vitamina E
  • Ginko Biloba
  • Pastillas de Ajo
  • Suplementos homeopáticos o  herbales

El riesgo de hematomas se incrementa mientras el paciente no detenga el uso de estos medicamentos o suplementos. Aún con su uso, el riesgo es mínimo pero debe ser entendido por el paciente que aumentarán las posibilidades de un hematoma (morados). Esto es importante ya que hay pacientes que necesitan lucir bien para eventos próximos que no pueden arriesgarse.Aunque no se conozca interacciones significativas entre Botox® y otros medicamentos, existen unos que causan fuertes debilitamientos musculares si se toman mientras el paciente use Botox®. El fabricante del Botox® recomienda no aplicarlo a los pacientes que tomen las siguientes medicinas:

  • Bloqueadores del canal de calcio (diltiazem, nifedipina, verapamilo)
  • Aminoglicósidos (amikacin, gentamicina, tobramicina)
  • Quinina

Básicamente el éxito del procedimiento se basa en la buena comunicación entre el paciente y el especialista. A su vez el paciente debe sentirse a gusto con Él, estar seguro que se han respondido las dudas, que el procedimiento es el adecuado, que se entendió cómo se realizará, cuanto durará, cual será su costo, entre otras. La belleza y la juventud no deberían doler. Sin embargo cada paciente tiene su propio umbral de dolor y su tolerancia la debe conocer cada quien. Últimos estudios han demostrado que el uso de hielo 5 minutos antes de la aplicación del Botox®, disminuye considerablemente el dolor durante la aplicación.  La menstruación, a su vez,  puede ser un periodo que en ciertas mujeres aumenta el umbral de dolor, en estos casos el paciente podrá esperar unos días para sentirse más confortable durante la aplicación. 

Aplicación. La aplicación se hace en el consultorio del especialista. En el inicio del mismo, el especialista le pedirá el favor de firmar el consentimiento donde se da constancia que el paciente conoce todos los puntos referentes al procedimiento. Este es el momento para hacer las preguntas finales, si las hay. Luego se deberá tomar una fotografía para dejar evidencia del estado antes de la aplicación y poder medir la mejora posteriormente. La aplicación se hace en posición sentada o levemente inclinada hacia atrás, luego de que el rostro sea limpiado con alcohol y le sea pedido que frunza el ceño, sonría, se admire o haga cualquier gesto para determinar cuáles son los puntos clave de la aplicación. Estos puntos deberán marcarse con un lápiz quirúrgico. La aplicación se hará con una aguja en cada sitio marcado previamente y durará entre 5 y 15 minutos dependiendo de la cantidad a  aplicar.  

Post-procedimiento.  Luego de esta aplicación, se debe informar al especialista como se siente. Recuerde que el efecto final se da de 3 a 7 días luego de la aplicación, teniéndose un pico máximo a los 15 días, ya que es el tiempo en que el Botox® actúa sobre los músculos que fueron inyectados. La próxima cita se le dará  a las 2 o 3 semanas. Algunos consejos prácticos para luego de la aplicación, son:

  • No haga ejercicios fuertes en las siguientes 4 horas, tales como ir al gimnasio o bailar.
  • No se acueste durante las siguientes 4 horas a la aplicación evitando la difusión del medicamento hacia zonas adyacentes no deseadas.
  • Colóquese un poco de hielo a intervalos, si tiene hematomas (morados). Esto ayudará a desaparecerlos pronto.  En caso de hematomas, se podrá aplicar crema con vitamina K dos veces al día o árnica, los cuales le ayudarán a evolucionar mucho mejor.

 

Posibles Complicaciones.  Las complicaciones realmente son muy pocas, entre las cuales se encuentran la ptosis palpebral, ptosis de cejas, las asimetrías y la resistencia al producto. En todo caso se puede mejorar con retoque, excepto en el último caso en el cual la proteína nunca actuará. Cita posterior.  La siguiente cita de control será dada dentro de 2 a 3 semanas. En esta cita se evidenciará la mejoría, se tomaran fotos post y se discutirá el éxito del procedimiento y si es necesario se realizará  un retoque. Los retoques se dan en menos del 2% de los casos. Generalmente sucede cuando hay asimetrías que se corrigen aplicando pequeñas cantidades para lograr simetría total.  Siguiente tratamiento.  Generalmente el efecto del Botox®, dura entre 4 a 5 meses, cuando usted empiece a notar que las líneas de expresión vuelven a resurgir.  En ciertas personas esto sucede hasta después de 6 u 8 meses. En este momento usted debería pedir su nueva cita para aplicación de Botox®, ya que el músculo esta recobrando su función y una vez pase esto, será como empezar de nuevo. Si la aplicación está dentro de los términos explicados se garantizará un mejor efecto en las subsiguientes aplicaciones. La siguiente aplicación no debe aplicarse antes  los 3 meses  porque esta aplicación prematura  causa resistencia al medicamento, excepto si  se trata de un retoque ya que éstos son de mínimas cantidades aplicadas y solas en determinados puntos de la cara. Cabe anotar que durante el tiempo de acción del medicamento, la piel estará más sensible y receptiva a la efectividad de productos tales como humectantes y demás relacionados con la belleza facial.

 

Fuente: http://www.susmedicos.com/art-botox-plastica-ocular.htm

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]

 

 

Una-dieta-saludable-y-bien-balanceada-te-asegura-una-buena-nutrición-y-buena-salud…

La alimentación puede ser una clave para ser feliz

Algunas sustancias y nutrientes son capaces de actuar y mejorar el estado de humor, con esto usted puede decir adiós a la ansiedad y al estrés. Esto es debido a que algunos alimentos contienen nutrientes capaces de modular las sustancias que participan en la producción de las hormonas del  bienestar como la serotonina, la dopamina y noradrenalina. El intestino es otro protagonista en este asunto, ya que es el órgano responsable de aproximadamente el 90% de la producción de serotonina y ahí es donde los nutrientes son absorbidos. Si no está funcionando bien, puede haber deficiencias de zinc, selenio, magnesio, calcio, fibras solubles y el desequilibrio de la flora intestinal, contribuyendo aún más al malhumor.

Otra que tiene un rol  súper importante es la insulina, pues que favorece  a la captación de triptófano (un aminoácido precursor de la serotonina) por las neuronas. Por lo tanto, es esencial prestar atención también a la calidad de los carbohidratos consumidos.  Los refinados como el azúcar y la harina blanca causan un rápido incremento en la concentración de glucosa en la sangre y la alta liberación de insulina con una caída brusca poco después.

Cuando hay  ingestión de carbohidratos  complejos, ocurre la liberación gradual de la insulina  por lo tanto aumenta la disponibilidad y la captación de triptófano en la corriente sanguínea, contribuyendo a mejorar el estado de ánimo. Y no se olvide de comer cada tres horas, porque quedarse mucho tiempo sin comer reduce los niveles de glucosa en la sangre y afecta negativamente el humor.

Acierte en el menú

Conoce algunos alimentos y sustancias que te ayudaran a sentirte bien con la vida. 
•    Theanine, del té verde: ayuda a disminuir el estrés;
•    La fosfatidilserina está presente en los pescados, las verduras de hoja verde oscuro, la soja y el arroz: una sustancia esencial para el buen funcionamiento de las células neuronales;
•    Palta y semillas oleaginosas: además de ser una fuente de omega 3, poseen una sustancia que ayuda a regular los niveles de cortisol (hormona del estrés);
•    Vitamina C: un potente antioxidante con efectos incluso en la modulación del cortisol;
•    Leche y derivados:  productos a base de soja, avena, pescados y mariscos, aves, carnes magras, alimentos integrales (granos, galletitas y pastas);
•     Ácido fólico: estimula la liberación de serotonina y puede ser encontrado en carnes, las verduras de hoja verde oscuro, frijoles, guisantes/judías y lentejas, naranjas y huevos;
•    Selenio, nutriente óptimo para el cerebro: presente en las castañas de Brasil, mariscos, aves, carnes rojas, avena, arroz integral, hongos, las avellanas y las almendras.
•    Para una adecuada producción de las “hormonas de la felicidad” y para una mejor tolerancia al estrés es necesario tener una alimentación equilibrada, saludable y realizar  actividad física, evitando exceso de azúcar, carbohidratos refinados, grasas trans y saturadas.

Fuente: http://www.masquebelleza.com.co/Secciones/Salud-y-Belleza/El-buen-humor-puede-estar-en-lo-que-come.aspx

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]

 

frutos secos

Antioxidantes altamente efectivos y deliciosos

Los frutos secos son ricos en fibra, tienen bajos niveles de grasas saturadas y un alto contenido de grasas insaturadas beneficiosas, además de ser muy ricos en antioxidantes.

Nueces, almendras, cacahuetes, pistachos, avellanas, anacardos, macadamias, se pueden Introducir en nuestra dieta y  consumirlos de forma  habitual, además de ser un placer para el paladar, trae consigo un buen número de beneficios para nuestra salud.

Los antioxidantes en los frutos secos son entre 2 y 15 veces más potentes que la vitamina E.

Los antioxidantes presentes en los frutos secos se consideran que tienen propiedades anticancerígenas y que ayudan a regular el sueño.
Los expertos recomiendan ingerir diariamente cantidades concretas de los más destacados alimentos con capacidad antioxidante: fruta (3 piezas diarias), pan (100-180 g diarios), patatas (1-2 diarias), hortalizas (un plato de verdura o ensalada casi todos los días), cacao (1 o 2 cucharadas soperas diarias), legumbres, (1 plato dos o tres veces por semana), frutos secos (una o dos raciones diarias) y aceite de oliva (para aderezar los platos y/o cocinar).

Fuente: http://www.biomanantial.com/poder-antioxidante-los-frutos-secos-a-352-es.html

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]
yoga-facial-foto

Que tus emociones no se noten

El yoga facial  puede resultar de gran ayuda, para el rejuvenecimiento de la piel y también para la tonificación de los músculos del rostro. De ese modo, esta práctica se centra directamente en relacionar estrechamente los músculos de la cara con la mente y también las emociones.

Los músculos faciales suelen expresar hábitos anímicos de una gran manera. Tu rostro refleja tu personalidad. Si andas enfadado todo el tiempo, parecerás de ese modo aunque no lo estés. Todo lo contrario si eres de sonrisa fácil. Por esa misma razón, el yoga facial trata de enfatizar sobre estos aspectos.

Siempre es posible recuperar la flexibilidad y tonicidad de los músculos faciales. Comenzando a practicar yoga facial puede ser una de las maneras. De ese modo, comenzarás a estar en armonía con tu cuerpo y mente, combatiendo arrugas, estando más relajado/a y con tu piel  más reluciente.

Fuente: http://belleza.innatia.com/c-ejercicios-faciales/a-yoga-facial-antiarrugas.html

Fuente: http://luxormakeup.es/content/category/yoga-facial/

 

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_tweetmeme type=»horizontal»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_googleplus type=»medium»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_pinterest][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column width=»1/2″][/vc_column][/vc_row]